El presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, aseguró este martes que los representantes de su gobierno no planean asistir a una nueva ronda de negociaciones con la delegación de Nicolás Maduro, la cual era organizada por el gobierno de Noruega para tratar de solucionar la crisis política del país.

«No hemos hecho pronunciamiento oficial de que asistiremos a una nueva ronda de negociación”, declaró Guaidó desde el Palacio Federal Legislativo.

Aclaró que la información que ha salido publicada en medios de comunicación y redes sociales sobre posibles encuentros entre las partes son solo rumores.

“Todo los demás es especulación por los distintos actores, medios de comunicación y analistas”, agregó.

El también presidente de la Asamblea Nacional calificó de atrocidad el asesinato del capitán Rafael Acosta Arévalo y rechazó la agresión con perdigones que sufrió el joven Rufo Chacón por parte de funcionarios policiales en Táchira.

“Esto es una dictadura asesina. Usan la tortura como mecanismo del régimen dentro la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y en contra de civiles. Todos estamos consternados por el asesinato del capitán Acosta y la brutal represión a este joven”, añadió.

Detalló que representantes de su gobierno se comunicaron con varios organismos de derechos humanos en el mundo sobre el caso del capitán. Añadió que su gobierno espera que el informe que presente la alta comisionada de Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, haga que la comunidad internacional tome más medidas en contra de Maduro.

Sobre el caso del embajador alemán, Daniel Kriener, quien fue expulsado de Venezuela por respaldar a su gobierno y considerado persona no grata por la administración de Nicolás Maduro, indicó que esas acciones hacen que el régimen se quede sin reconocimiento mundial.

«El gobierno de Alemania me reconoce como presidente encargado, no hay que caer en especulaciones. Hace cuatro o cinco días reconocieron al enviado formalmente ante la Cancillería alemana”, afirmó.