Iván Simonovis y miembros del Congreso de los Estados Unidos se reunieron este martes en la tarde. Durante el encuentro, el comisario detalló las violaciones de derechos humanos cometidas en su contra por parte del gobierno de Hugo Chávez y el régimen de Nicolás Maduro.

Entre los presentes se encontraba el republicano Marco Rubio, senador por el estado de Florida, quien en reiteradas oportunidades ha mostrado su interés por la crítica situación política y humanitaria de Venezuela. 

“Desde ya estoy trabajando por recuperar, cuanto antes, la libertad de Venezuela”, enfatizó Simonovis, al informar que se reuniría con senadores y representantes, tanto demócratas como republicanos, del Congreso estadounidense.

El comisario, quien estuvo en prisión por más de 15 años, publicó ayer a través de su cuenta en Twitter que estaba libre, luego de habérsele dictado arresto domiciliario. Su vivienda, y antiguo lugar de reclusión, aún se mantiene custodiada por el Servicio Bolivariano de de Inteligencia Nacional.

En la reunión también estuvo presente Carlos Vecchio, embajador de Venezuela en Estados Unidos, designado por Juan Guaidó, presidente interino de la República.