Guaidó
Juan Guaido, presidente interino de Venezuela | EFE

Juan Guaidó, presidente encargado de Venezuela, se pronunció ante la reciente renuncia de la delegación de Nicolás Maduro a las negociaciones en Barbados e indicó que la presión continuará para llegar a una solución de la crisis que azota al país.

Llamó a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, a la comunidad internacional y al pueblo a presionar aún más para que el régimen de Maduro ofrezca y acepte una solución real y seria para el país.

«Sin presión no habrá solución (…) Aumentar la presión en todos los tableros para lograr una solución urgente a esta crisis», convocó el presidente interino en un comunicado.

Advirtió que la gestión socialista intenta chantajear a la comunidad internacional para evitar más sanciones.

Guaidó señaló que con la decisión de Maduro de retirarse de la mediación en Barbados, demostró que su régimen es el verdadero obstáculo para salir de la crisis humanitaria, política y social.

«Evidencia, una vez más, su mala fe y poca seriedad. Han demostrado (a su vez) no tener unidad interna para ofrecer una transición ordenada. Lo único que les importa son sus intereses personales», manifestó.