El presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, pidió este viernes a las autoridades colombianas investigar presuntos hechos de corrupción de sus delegados en ese país, luego de las denuncias de malversación de fondos.

En una publicación del medio digital Panam Post señalan a dos delegados de Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela por más de 50 países, entre ellos Colombia, de desviar recursos destinados a costear gastos de militares que retiraron su apoyo Nicolás Maduro y desertaron a Colombia en febrero pasado.

«Delegación en Colombia ha manejado con austeridad y limitaciones económicas situación de militares en ese país. Ante denuncias, pido al Embajador Humberto Calderón solicitar formalmente a organismos de inteligencia colombiana la investigación necesaria. ¡Transparencia ante todo!», dijo el mandatario interino.

Humberto Calderón Berti, ex presidente de la estatal petrolera Pdvsa, es el representante de Guaidó en Bogotá. Según Panam Post, entre las irregularidades figuran «facturas que demuestran excesos», gastos «de ropa en carísimas tiendas de Bogotá y en Cúcuta», además de alquiler de vehículos y pago de hoteles con «sobreprecio».

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, se hizo eco del texto periodístico y pidió una investigación. «Solicitamos a jurisdicción competente investigación esclarecedora de graves cargos aquí formulados, determinar responsabilidades y exigir rendición de cuentas. No hay democratización posible bajo la opacidad de actos de corrupción», afirmó en Twitter.

El pasado 15 de mayo, más de 70 desertores de la Fuerza Armada de Venezuela y sus familias fueron desalojados del hotel en el que se refugiaban en Colombia debido a deudas con el hospedaje.

Los uniformados cruzaron a Colombia en medio del fallido paso de donaciones fijado por Guaidó para el 23 de febrero.

Desde esa fecha Colombia ha recibido a más de 1.000 integrantes de la Fuerza Armada de Venezuela, considerada el principal sostén de Maduro, y 400 de sus familiares. Guaidó, quien desde hace más de cuatro meses lidera la presión por sacar a Maduro del poder, ha insistido en que la debacle del país petrolero es una consecuencia de la corrupción registrada durante 20 años de gestión chavista.

Entre tanto, el ministro de Comunicación venezolano, Jorge Rodríguez, vinculó este viernes a Guadó con una «gigantesca trama de corrupción» y de enviar dinero a la ciudad colombiana de Cúcuta «para reclutar sicarios». Rodríguez aludió a denuncias basadas en información presuntamente recabada en el celular de Roberto Marrero, asistente de Guaidó detenido en marzo pasado bajo cargos de «terrorismo».