El presidente interino de la República, Juan Guaidó, informó este sábado que los dos miembros de su equipo de seguridad, que fueron secuestrados este viernes en la noche, fueron vistos por última vez en Plaza Venezuela. 

El contacto con los escoltas Erick Sánchez y Jason Parisi, que se encontraban resguardando a la familia de Guaidó en Caracas, se perdió a las 8:30 pm.

Indicó que aún desconocen el paradero de Sánchez y Parisi. Presume que podrían haber sido detenidos por organismos de seguridad del Estado, por lo que alertó sobre el riesgo de que estén bajo tortura. 

Los hechos ocurrieron mientras el presidente encargado se encuentra de gira por el estado Trujillo. Este no es el primer ataque contra la seguridad del presidente interino.

Hace algunos meses, Guaidó fue detenido por funcionarios del Sebin en la carretera Caracas-La Guaira. Mientras que el pasado 26 de junio, presuntos agentes policiales intentaron secuestrar a sus escoltas en la avenida Francisco Fajardo.