El presidente encargado Juan Guaidó insistió este domingo en que las reuniones en Noruega no son un diálogo ni una negociación, sino una mediación de ese país. 

«Debemos verbalizar bien lo de Noruega. No podemos utilizar la narrativa del régimen. Es una invitación a una mediación por parte de Noruega. Es decir, no es una negociación ni un diálogo», explicó el también presidente del Parlamento en una concentración que convocó para hoy en Barquisimeto. 

Señaló que el régimen de Nicolás Maduro utiliza la palabra diálogo para desprestigiar cualquier iniciativa.

Indicó que esos encuentros deben llevar a un cambio de gobierno y a unas elecciones justas. «Si es así, habrá funcionado. Y si no, seguiremos en las calles, avanzando en recuperar la democracia». 

Acerca de la metodología, Guaidó dijo que la definirá el gobierno noruego: «Estamos terminando de definir la agenda», agregó. 

Noruega confirmó el sábado en un comunicado que la próxima semana habrá encuentros en Oslo entre los principales actores políticos de Venezuela, como parte de un «proceso de mediación» que apoya.