Juan Guaidó, presidente interino de Venezuela, exhortó a los países europeos a que refuercen las sanciones financieras en contra de Nicolás Maduro y evite que el dinero de los venezolanos sea utilizado para “matar a disidentes y pueblos indígenas”.

En una entrevista para el diario alemán Spiegel, Guaidó rechazó la expulsión del embajador de Alemania en Venezuela y calificó dicha acción como una amenaza contra la integridad física del funcionario.

Aseguró que la población venezolana sufrirá incluso si no se aplican las sanciones, debido a la situación actual que atraviesa el país.

“Las sanciones no son responsables por el sufrimiento de nuestro pueblo. Afectan a individuos individuales, no al país en su conjunto”, explicó.

Lea más en Spiegel.