“Entendemos la duda y la frustración, pero hemos llegado a construir mayoría y las herramientas para el cambio gracias a la calle, a la resistencia, a los mártires de la democracia en Venezuela”, manifestó el presidente encargado, Juan Guaidó, en una concentración celebrada en la avenida Don Tulio Febres Cordero, estado Mérida, en el marco de la operación Libertad.

A las 12:25 pm, dos minutos después de subir al escenario acompañado de la primera dama, Fabiana Rosales, el mandatario interino tomó la palabra ante una multitudinaria conglomeración que lo aclamaba y ratificaba el lema “¡Sí se puede!”.

Con motivo de la visita que realizará la alta comisionada para los Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet, entre el 19 y 21 de junio, al país, pidió a los merideños mantenerse en la calle, ejerciendo y reclamando sus derechos, protestando por la crítica situación de servicios públicos y visibilizando la emergencia humanitaria compleja, generada por Nicolás Maduro.

“Cuando el mundo nos vea debe vernos unidos y en la calle. La constancia va a ser la clave de todos estos años”, dijo. Resaltó que esta será una semana decisiva en relación con derechos humanos y democracia.

Indicó que en el encuentro que sostendrán con Bachelet tratarán la persecución a los dirigentes políticos, el hostigamiento al Parlamento, la situación de los presos políticos, y la crisis económica y social. “Esperamos que se puedan buscar soluciones urgentes y dar atención directa a la emergencia humanitaria compleja”, agregó.

En cuanto a la denuncia de malversación por parte de representantes de su gobierno en Cúcuta, afirmó que van a investigar la situación hasta el final: “Vamos a investigar hasta donde haya que investigar. Un bolívar, un céntimo del patrimonio nacional tiene que ser sagrado. El robo que ha habido durante 20 años debe acabarse de una vez por todas. Transparencia ante todo y ante todos los venezolanos”.

En declaraciones ofrecidas al concluir la actividad, el presidente encargado indicó que no ha mantenido ninguna comunicación con el mandatario de Colombia, Iván Duque, ni con los distintos actores involucrados en la denuncia de malversación de fondos. 

Recordó que delegó a su presentante en tierra neogranadina, Humberto Calderón Berti, para que se hiciera cargo de la investigación. “El gobierno no maneja fondos. Hay que diferenciar el manejo de la ayuda humanitaria con el manejo de la atención que se les ha dado a los militares”, enfatizó.

Un régimen desinflado y solo

Desestimó los comentarios en relación con las actividades de calle, de quienes aseguran que la misma se está desinflando: “Aquí lo único que se desinfla es la dictadura y se fortalecen las ganas de cambio de todo un país”.

Recordó que este es un régimen que retrocedió y no gobierna, que dice estar en “resistencia”, cuando los únicos que están resistiendo son los ciudadanos que no tienen insumos médicos ni alimentos en sus hogares.

Afirmó que la lucha que se ha llevado a cabo durante años es la que ha logrado que el mundo reconozca la dictadura en el país y que Venezuela tenga hoy un presidente encargado que reclama sus competencias. “Decir que la calle no tumba gobierno sería despreciar la lucha que hemos dado para llegar a este momento”, expresó.

Cientos de ciudadanos concentrados en la avenida Don Tulio Febres Cordero, estado Mérida, en el marco de la operación Libertad. 

Foto: Prensa Presidencial

Sostuvo que se ha hecho uso de todos los mecanismos para cumplir la ruta presentada por la Asamblea Nacional, que establece el cese de la usurpación, un gobierno de transición y elecciones libres, pero que no se debe caer en el dilema de “que esperar a que nos vengan a ayudar”.

“El 187.11, el Tratado Interamericano de Asistencia Reciproca, el Grupo de Lima, el Grupo de Contacto Internacional y la calle son mecanismos para llegar al objetivo de Venezuela: la libertad”, dijo.

Indicó que la invasión en el país ya existe por parte de cubanos y grupos guerrilleros, a los cuales se debe expulsar. “En el caso de Venezuela, es la capacidad de apoyo. Solos no podemos; nos enfrentamos a una dictadura, un narcorégimen, a unos asesinos que no les ha frenado el pulso para asesinar a jóvenes, 271 hasta el momento”, subrayó.

Instó a los ciudadanos a no permitir que la contrainteligencia cubana los desvíe de la ruta. “La que se queda sola es la dictadura, no el pueblo. Los que están solos y aislados, que incluso su entorno los quiere negociar, son los que no pueden darle la cara al pueblo”.

“El gran reto que tenemos es ejercer esa mayoría que hemos construido, sabiendo que existen los colectivos, los tupamaros, cubanos que penetraron las Fuerzas Armadas. Les pido que no se rindan, les pido confianza en ustedes mismos, en el poder que tienen para cambiar este país. Les pido confianza en Mérida, en Venezuela, en que vamos a cambiar el país, en nuestros niños en el futuro de Venezuela”, sentenció.