El presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, afirmó que el Tratado Intermericano de Asistencia Recíproca (TIAR) no tiene nada que ver con el uso de la fuerza y aclaró que principalmente se refiere a cuestiones de asistencia humanitaria.

En una entrevista para el diario español El País, explicó que su aplicación no ha sido interpretada correctamente en algunos sectores de la oposición, que lo ven como un gesto hacia el malestar que ha generado la mediación de Noruega.

“No tiene que ver con eso y además, ojo, no es un tema automático, hay unos pasos que cumplir, tiene un proceso propio”, señaló. 

Consultado sobre si es viable que el régimen de Maduro acepte unas elecciones presidenciales, indicó: «Es una posibilidad. Habrá que esperar los resultados. Nuestra ruta ha sido muy clara: cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres. Estamos trabajando intensamente para eso y vamos a seguir». 

Con relación al diálogo, Guaidó señaló que sería un error ver un mecanismo de mediación como un objetivo, un fin o una solución en sí misma.

“Si la puerta de salida que deciden utilizar es Oslo, bueno, bienvenido, pero tenemos que responsablemente evaluar todas las opciones”, afirmó. 

Guaidó cumple este martes 23 de julio seis meses como presidente interino de Venezuela. En medio de las conversaciones en Noruega y Barbados, intenta reavivar las expectativas de sus seguidores con varias giras en el interior del país.

“Hemos visto cómo la comunidad venezolana se mantiene firme, en pie de lucha, movilizada, en expectativa, pensando en los planes de desarrollo del país. Cuando decimos ‘el momento es ahora’ es porque vemos a un régimen más aislado, más solo, disminuido, ahogado en contradicciones”, sentenció.