Juan Guaidó, presidente interino de Venezuela y de la Asamblea Nacional, advirtió este miércoles que se incrementará la presión tanto interna como externa en contra de Nicolás Maduro, luego de asistir a una misa en la iglesia San Pedro de Caracas, con motivo de la celebración de la misa del Miércoles de Ceniza, primer día de la Cuaresma antes de la llegada de Semana Santa.

«El régimen cree que jugando a la ley del hielo, ignorando lo inevitable, ganará tiempo. Ellos están jugando a que el movimiento se enfríe. Les tengo una noticia: la presión aún no ha iniciado. Apenas inician concentraciones y cabildos. Vienen movilizaciones, presiones de los trabajadores, sanciones, revocatoria de visas. Vienen sanciones también en el viejo continente», dijo Guaidó. 

Además, indicó que vendrán 40 días importantes para Venezuela. «Cada día estamos más cerca, Venezuela. Gracias al sacrificio de tantos, del esfuerzo y el trabajo de muchos venezolanos, estamosmás cerca de nuestra libertad», expresó.