La diputada a la Asamblea Nacional Gaby Arellano aseguró este lunes que no tuvo nada que ver con el caso de la supuesta malversación de fondos de la ayuda humanitaria para costear gastos de militares venezolanos que, tras rebelarse contra el régimen de Nicolás Maduro, cruzaron la frontera hacia Colombia.

“Desde febrero Roxana Barrera y Kevin Rojas (implicados en la denuncia) son parte del equipo del diputado Sergio Vergara. Desde ese día no he tenido ningún tipo de contacto con eso de los militares. Desde Caracas se me dijo que ese tema no lo manejaría yo. Todo lo referente a la ayuda humanitaria lo hemos trabajado con el embajador Calderón Berti y la Unidad de Riesgos en Colombia”, manifestó Arellano en una entrevista para Vivo Play.

Recordó que en el mes de marzo ella y el diputado José Manuel Olivares ya habían declarado en rueda de prensa que ellos no tenían nada que ver con los gastos de los militares venezolanos en Colombia.

Arellano explicó que su trabajo solo ha estado vinculado con la ayuda humanitaria enviada por la coalición internacional que se encuentra en el centro de acopio de Tienditas.  

Sobre el concierto que se realizó en la frontera de Venezuela con Colombia para recaudar fondos para la ayuda humanitaria también aclaró: “No tengo ningún tipo de responsabilidad ni con la organización ni con la administración del concierto que se dio en Cúcuta el día 22 de febrero, sus organizadores y representantes tienen la administración de los recursos”.

La diputada exigió a su partido, Voluntad Popular, que se aclare el problema. “Yo he dicho que dentro de mi partido, si llega a haber responsabilidades, habrá sanciones”, precisó.

Reveló que aún no ha hablado con Juan Guaidó sobre las acusaciones en su contra, aunque recalcó que su equipo no tiene nada qué esconder.