El empresario estadounidense Alfonso Eliezer Gravina Muñoz, que trabajó como oficial de adquisiciones de Petróleos de Venezuela SA (Pdvsa), se declaró culpable de obstrucción a la Justicia en el caso de corrupción que implica a varios miembros de la compañía, informaron este martes las autoridades.

La Oficina de Control de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (ICE) explicó en un comunicado que Gravina Muñoz, de 56 años de edad, será juzgado el próximo 19 de febrero de 2019 por un cargo de conspiración en una trama de lavado de dinero y otro por falsear su declaración de impuestos federales.

En el escrito presentado por la acusación ante el juez del Distrito Sur de Texas, Kenneth M. Hoyt, detalló que el empresario encubrió y destruyó pruebas de una investigación relacionada con casos de corrupción y sobornos pagados por empresas estadounidenses a funcionarios de Pdvsa.

El acuerdo de culpabilidad de Gravina, según señala ICE, es parte del programa de cooperación que el acusado aceptó como opción para reducir su sentencia proporcionar “información veraz, completa y precisa” a los abogados del gobierno.

El Departamento de Justicia de EE UU cuenta con las declaraciones de culpabilidad de un total de 15 personas en relación con la investigación sobre Pdvsa y que admitieron aceptar sobornos a cambio de garantizar negocios adicionales con la empresa y un trato prioritario en el pago de facturas pendientes.