De no llegarse a un acuerdo entre el régimen de Nicolás Maduro y la oposición en el proceso de negociación que llevan a cabo con la mediación del gobierno de Noruega, la dirigencia debe tomar decisiones más firmes, indicó Luis Florido, diputado a la Asamblea Nacional.

A su juicio, la primera y mejor opción siempre será la negociación, seguido por el desconocimiento de las Fuerzas Armadas a la cúpula gobernante y por último, de no ser viable los dos primeros escenarios, “una una gran alianza internacional que permita la liberación de Venezuela”.

“Así como nos sentamos a negociar, debemos tener la capacidad de tomar decisiones mucho más firmes porque no podemos entregar nuestro país, tenemos que liberarlo”, manifestó el parlamentario, que se encuentra en el exilio desde el mes de mayo.

Pese a esto, Florido se mostró optimista ante la posibilidad de conseguir un acuerdo con la intervención de las autoridades noruegas, al tomar en cuenta los antecedentes que tiene en este tipo de escenarios: “Son muy ordenados, han participado en distintos tipos de conflictos y mediaciones”.

“Creo que si hay posibilidad de lograr un acuerdo. El régimen tiene que haber entendido, después de toda la gente que ha hablado con ellos, la necesidad de que se hagan unas elecciones libres”, agregó.

Señaló que si la dirigencia chavista está dispuesta a abandonar el poder y entrar en el juego democrático, se le deben brindar las condiciones que requieran: “No hay negociación sin garantías”.

Explicó que aunque muchos ciudadanos no estén a favor del diálogo debido a que “son delincuentes y gente que ha violado derechos humanos”, debe entender que “en todos los países en donde quienes han tenido el poder se han convertido en regímenes, la forma más segura y concreta de dejar el poder es a través de procesos de negociación”.

“Hay gente que es muy simplista y que piensa que con una incursión armada se resuelve el problema, pero eso es quizás una última alternativa que tú tienes. Un acuerdo siempre es más beneficioso para la población y el desarrollo económico del país”, sentenció.