Este miércoles 5 de junio se realizará el juicio de los ocho ex funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana acusados del delito de violación y trato cruel contra un joven estudiante detenido en las manifestaciones antigubernamentales de 2017.

El Juzgado Tercero de Juicio del Circuito Judicial Penal del estado Zulia, a cargo del juez José Domingo Martínez, conocerá del caso que asiste legalmente la Comisión para los Derechos del estado Zulia. 

El origen de ese caso se remonta a la detención arbitraria del estudiante el 20 de julio de 2017 en una protesta en las adyacencias de la Corporación Eléctrica Nacional del sector Amparo, en Maracaibo. El joven fue trasladado a la sede de la institución policial, a pesar de que no es un centro de reclusión, y sometido a tratos crueles por los funcionarios. Posteriormente lo presentaron en tribunales militares, en violación flagrante de la garantía de juez natural establecida en la Constitución.

Los ex funcionarios serán juzgados por los delitos de violación y tratos crueles, siguiendo el criterio del juzgado.

Ocho de los funcionarios de la comisión policial señalada por esos delitos están privados de libertad, mientras que otros dos tienen orden de captura de la Interpol.

En 2018, la audiencia preliminar de ese caso fue diferida en siete oportunidades y el juzgado penal de control negó las solicitudes de copias certificadas del expediente a los representantes de la víctima. Esa obstaculización al derecho a la defensa de la víctima fue enmendada luego por el juzgado ante un amparo constitucional interpuesto en diciembre pasado por la Comisión para los Derechos Humanos del estado Zulia, Codhez.

En esta nueva fase del proceso, Codhez exige la realización de un juicio justo, sin más dilaciones, que permita la reparación de los derechos de la víctima y de sus familiares, así como el castigo a los responsables. Sancionar las violaciones de los derechos humanos, dice, es una obligación ineludible del Estado. 

Con información de nota de prensa.