La Asamblea Nacional aprobó un acuerdo para desconocer la sentencia de la Sala Plena del Tribunal Supremo de Justicia que “pretende incriminar al primer vicepresidente, Edgar Zambrano, y en desconocimiento a los atentados en contra la inmunidad parlamentaria de los diputados”.

En una sesión histórica sin medios de comunicación –a cuyos representantes la Guardia Nacional Bolivariana les prohibió la entrada desde la mañana– los legisladores desconocieron cualquier acto de los órganos del poder público de Nicolás Maduro que pretendan violar la inmunidad parlamentaria y rechazaron categóricamente “el pretendido fallo que busca comprometer la responsabilidad” de Zambrano, en vista de que, de acuerdo con el Estatuto que Rige la Transición a la Democracia los integrantes del TSJ “son ilegítimos”, por lo que sus decisiones “no poseen legitimidad ni jurisdicción alguna”.

El presidente del Legislativo y presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, alegó en su intervención: “Mientras cientos de familias venezolanas no se pueden alimentar, el régimen de Nicolás Maduro se dedica a perseguir al primer vicepresidente de la instancia y a diputados honorables de esta Cámara, que solamente han dado la cara una y otra vez, como lo hemos hecho todos”.

“La última vez que sesionó la asamblea nacional constituyente fue para allanar una inmunidad, y hoy vuelven a sesionar (el TSJ) para continuar allanando inmunidades. Es decir, no les interesa que usted coma, si usted tiene luz o agua, no les interesa si su hijo se fue del país o cuál es su estatus migratorio en el extranjero. No les interesa, esa es la verdad”, manifestó.

Agregó: “Mientras nosotros hablamos de ayuda humanitaria y conversamos con los países del mundo para poder resolver la crisis, la única respuesta que tiene el régimen es perseguir. Es perseguir porque ya no es gobierno, porque ya no tiene mando ni el respeto de los que lo acompañan”.

Mientras se desarrollaba el debate en el Palacio Federal Legislativo, la Sala Plena del TSJ emitió una sentencia en la que acusa a los diputados Henry Ramos Allup, Luis Florido, Mariela Magallanes, Simón Calzadilla, Américo De Grazia y Richard Blanco de la supuesta comisión flagrante de los delitos de traición a la patria, conspiración, instigación a la insurrección, rebelión civil, concierto para delinquir, usurpación de funciones, instigación pública a la desobediencia de las leyes y el odio continuado.

Ramos Allup calificó el dictamen de “esperpento sin base jurídica” que revela la intención de Nicolás Maduro de usar “un Estado de Derecho inexistente para seguir perpetrando fechorías”.

“Dicen que estamos en desacato para ellos. Pero que sepan que a nosotros no nos allana sino nuestra propia Cámara, y esta Cámara seguirá sancionando, resistiendo a un grupo hamponil que, más temprano que tarde, va a tener que entregarle el poder a las manos de la democracia venezolana, elegida por el voto popular”, enfatizó.

La diputada Delsa Solórzano afirmó que el ilegal allanamiento a la inmunidad parlamentaria no solo lesiona a los legisladores, sino también a los 14 millones de venezolanos que participaron en las elecciones de diciembre de 2015.

“Si pretenden con espurias sentencias lograr que los parlamentarios nos callemos; evidentemente no nos conocen. Nosotros sí estamos en la calle, sí luchamos, sí batallamos, sí peleamos contra la opresión y nada ni nadie nos va a silenciar”, expresó.

Agregó: “A nosotros sí nos duele el sufrimiento del pueblo y, a diferencia de lo que dijo el usurpador Arreaza vergonzosamente el día de ayer, sí, el sufrimiento del pueblo es suficiente razón para cambiar de régimen y hoy el pueblo lucha en la calle contra la satrapía usurpadora que quiere sostener el poder a toda costa”.

El diputado Omar Barboza instó a cohesionar la unidad alrededor del liderazgo de presidente interino y propuso una gran jornada de protesta nacional e internacional para el 20 de mayo: “Para que no quede dudas, ni en Venezuela ni en el mundo, de que rechazamos la usurpación”.

“Vamos a prepararnos para profundizar la lucha, no nos van a atemorizar. Estamos comprometidos con el pueblo de Venezuela, con la Constitución, con la necesidad de un cambio urgente para que nadie muera de hambre”, manifestó.

Otros puntos. El Legislativo sancionó este martes la Ley de Garantías para los Funcionarios y Trabajadores del Sector Público y Sectores Sociales que participen en el restablecimiento de la democracia. La norma, compuesta por dos capítulos, siete artículos, una disposición derogatoria, tres transitorias y una final, busca proteger a los empleados que se sumen al cese de la usurpación. También aprobó un informe de la Comisión de Finanzas sobre el pago del Bono de Petróleos de Venezuela 2020.

Horas antes. Antes de la sesión ordinaria de este martes, el presidente encargado, la junta directiva y diputados se reunieron con los embajadores de Alemania, Grecia, Francia, Polonia, Reino Unido, España, Portugal, Italia, Holanda, Rumania y la Unión Europea. Sobre este encuentro no se conocieron mayores detalles.