La Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos sancionó este jueves a la directiva de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim). 

La información fue publicada en la página web del Departamento del Tesoro. 

Al ser incluidos en la lista de la OFAC, las propiedades que posea el personal directivo de la Dgcim en Estados Unidos son confiscadas, las cuentas bancarias en este país congeladas y las visas para entrar en territorio estadounidense quedan inhabilitadas. Toda relación con personas o empresas de ese país son prohibidas.

«El Departamento del Tesoro se ha comprometido a poner fin al tratamiento inhumano del ex régimen de Maduro contra los opositores políticos, los civiles inocentes y los miembros de las fuerzas armadas en un esfuerzo por suprimir la disidencia», indicó el comunicado del secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.

Estas sanciones de Estados Unidos serían en represalia por la muerte del capitán de fragata Rafael Acosta Arévalo, quien falleció el 29 de junio pasado mientras se encontraba detenido en la Dgcim, presuntamente tras ser sometido a fuertes torturas.  

Alonso Medina Roa, abogado de Acosta Arévalo, reveló este miércoles que el acta de defunción refleja que la muerte del capitán fue por politraumatismo generalizado con objeto contundente. 

Luego de que pasó 12 días en la morgue de Bello Monte, una orden judicial determinó una inhumación controlada del cuerpo del capitán. El cádaver fue trasladado al Cementerio del Este en una operación similar a la que se realizó con el cuerpo de Óscar Pérez, asesinado en lo que se llamó la masacre de El Junquito.