David Smolansky, coordinador de la OEA para la crisis de migrantes y refugiados venezolanos, afirmó este viernes que han emigrado del país alrededor de 4 millones de personas, aproximadamente 200 ciudadanos por hora.

En entrevista con Sergio Novelli en VPI TV, Smolansky ejemplificó que en las islas de Aruba y Curazao 15%  de la población es venezolana.

«Es difícil para otras naciones entender el porqué nos vamos del país si no ha habido una tragedia natural o algo parecido», dijo. 

Considera que las restricciones migratorias a venezolanos por algunos países no deberían aplicarse en estos momentos, sino más bien darles el estatus de refugiados.

“Insistimos en que hay que darles a los venezolanos el carácter de refugiado para hacer entender que se van de su país por violación de derechos humanos”, agregó. 

Destacó que cuando hay movimientos migratorios de alto volumen, los gobiernos adoptan ciertas restricciones, algo que respeta pero no comparte.

Smolansky indicó que la solución del problema es el cese de la usurpación del poder por Nicolás Maduro.