Iván Duque, presidente de Colombia, desestimó este martes la posibilidad de cerrar la frontera con Venezuela debido a que esa decisión empeoraría la situación de los migrantes venezolanos. 

«No podemos dejarnos llevar por esos sentimientos que algunos están empezando a plantear que cierren la frontera. El cierre de la frontera no impedirá que siga de ocurriendo la migración», expresó Duque en una reunión con gobernadores departamentales realizada en Yopal, capital del Casanare (centro).

Duque recordó que en una reunión anterior con los gobernadores habló del problema de la migración y de las acciones urgentes que debían adoptarse.

Explicó que el gobierno de Colombia no solamente elevó la discusión a nivel internacional para darle visibilidad el problema y lanzó los fondos multidonantes, sino que también puso en marcha un documento del Consejo Nacional de Política Económica y Social (Conpes) que permite hacer un trabajo integrado entre todas las agencias del Estado para enfrentar esa situación.

«Lo que ocurre, si se cierran las fronteras, es que la migración es desordenada, no tiene caracterización y representa una amenaza. Pero si se adelanta responsablemente, con la debida caracterización, con programas como el Rutec (Registro Único de Trabajadores Extranjeros en Colombia), que fueron lanzados en estos cuatro meses, podremos tener un mejor manejo», sostuvo.