elecciones
Foto: Colegio de Internacionalistas de Venezuela

El Colegio de Internacionalistas de Venezuela emitió un comunicado este miércoles en el que rechaza las elecciones parlamentarias convocadas para el 6 de diciembre. En documento insta a un acuerdo nacional que suspenda ese proceso comicial y convoque a uno  legítimo de designación del CNE.

“Somos de la idea de que la única solución pacífica que podría solucionar la gran crisis política, social, moral y económica que se vive en el país, sería la convocatoria de un proceso electoral que permita tener las garantías necesarias para elegir un nuevo Presidente de la República”, dice el documento.

La organización indica que  un proceso electoral en el que solo se escoja un nuevo Parlamento no solucionará  la crisis política en Venezuela sino que, por el contrario, la agravaría.

“Por esta razón consideramos urgente la suspensión de este proceso electoral. Y la activación del comité de postulaciones de la Asamblea Nacional para elegir un árbitro confiable que convoque un nuevo proceso electoral que permita legitimar los poderes públicos”, señala.

Adecuación constitucional del TSJ

El Colegio de Internacionalistas también exhorta a la adecuación constitucional del Tribunal Supremo de Justicia.

“Esto se consigue incorporando a los 13 magistrados principales y 20 suplentes elegidos y juramentados por la Asamblea Nacional el 21 de julio de 2017”, indica el comunicado.

Añade: “Además, se debe crear un gran Acuerdo Nacional, que tenga como prioridad, liberar a los presos políticos, abrir un canal humanitario, suprimir el falso carácter supraconstitucional de la denominada Asamblea Nacional Constituyente y devolver las plenas atribuciones a la Asamblea Nacional”.

A continuación el comunicado íntegro  del Colegio de Internacionalistas de Venezuela:

Ante la preocupante realidad que se vive en Venezuela y que nos permite vislumbrar el inminente colapso de las instituciones públicas y privadas del país,

Considerando:

-Que lejos de cualquier alarmismo, los venezolanos afrontamos una realidad desesperada manifestada por la dificultad para conseguir alimentos, garantizar servicios de salud y medicinas, poseer agua potable, tener suministro regular de energía eléctrica, gas, gasolina, dinero efectivo, transporte público, internet, entre otros.

-Que la mayoría de las democracias del planeta han expresado un rechazo explícito al proceso electoral realizado en el año 2018, el cual es considerado como nulo e irrito, por lo que no reconocen la presidencia de Nicolás Maduro.

-Que se hace necesario detener el nivel de destrucción que se ha producido en el país en los últimos años. Para salir del foso es fundamental contar con la cooperación de los países y organismos de la comunidad internacional. Para ello se necesitan construir las condiciones idóneas en un marco de democracia, libertades y respeto a los derechos humanos.

-Que ante la convocatoria de unas elecciones parlamentarias para el mes de diciembre de 2020, realizada por un Consejo Nacional Electoral carente de legitimidad y confianza dado su origen y que no da asomos de garantizar las condiciones idóneas que permitan tener la posibilidad de elegir dado el secuestro de las tarjetas de partidos, la falta de observación internacional, las presencia de un obsceno ventajismo, la existencia de presos políticos y las limitaciones a la prensa libre, la comunidad internacional ha reprochado el llamado comicial.

Proponemos,

  1. Somos de la idea de que la única solución pacífica que podría solucionar la gran crisis política, social, moral y económica que se vive en el país, seria la convocatoria de un proceso electoral que permita tener las garantías necesarias para elegir un nuevo Presidente de la República. La realización de un proceso electoral, donde solo se escoja un nuevo parlamento, no soluciona la crisis política en Venezuela, al contrario, la agravaría. Por esta razón consideramos urgente la suspensión de este proceso electoral y la activación del comité de postulaciones de la Asamblea Nacional para elegir un árbitro confiable que convoque un nuevo proceso electoral que permita legitimar los poderes públicos.
  2. Exhortamos a la adecuación constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, tal como lo ha exigido la comunidad internacional democrática. Esto se consigue incorporando a los 13 magistrados principales y 20 suplentes elegidos y juramentados por la Asamblea Nacional el 21 de julio de 2017.
  3. Se debe crear un gran Acuerdo Nacional, que tenga como prioridad, liberar a los presos políticos, abrir un canal humanitario, suprimir el falso carácter supraconstitucional de la denominada Asamblea Nacional Constituyente y devolver las plenas atribuciones a la Asamblea Nacional.

En Caracas, a los 19 días del mes de agosto de 2020.

 


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo