El primer paso para lograr unas elecciones libres es cambiar a todos los miembros del Consejo Nacional Electoral, afirman expertos. Aseguran que los comicios podrían ser el inicio para sacar a Nicolás Maduro del poder.

El presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, le propuso a la población unas elecciones libres, luego de que Maduro deje el poder. Pero ¿cuáles son las condiciones necesarias para lograr las anheladas elecciones libres?

Maduro ocupa el último puesto (19) de aprobación de los países de América Latina, según la encuestadora Consultas Mitofsky, lo que evidencia el clamor de la población por salir del régimen.

@lopezobrador_ el segundo presidente mejor evaluado de América y cuarto del mundo según datos de Mitofsky https://t.co/vDL2417Nkq #noqueno @yeidckol @m_ebrard @RoyCampos @JLMNoticias @RaulCobosTV @PalestraAgs @jornadags @LaVerdadAgs @heraldoags @ImagenTVMex @CarlosLoret @aristeguicnn pic.twitter.com/BGSAw7cGdZ

— ARTURO ÁVILA ANAYA (@arturoavila_mx) 9 de junio de 2019

Datanálisis informa que 98% de la población percibe de manera negativa la situación del país. Según la encuestadora, 42% de la población desea que la salida de la crisis política sea a través de un diálogo o acuerdo para llegar a elecciones.

Condiciones y violaciones

El consultor y analista Aníbal Sánchez asegura que la universalidad, el voto libre y secreto ha sido violado en reiteradas oportunidades. Explica que todos los venezolanos, dentro y fuera del país, tienen el derecho de votar si están en el registro electoral, condición que se les violó a 4 millones de exiliados en la elección presidencial del pasado 20 de mayo de 2018.

La Organización de las Naciones Unidas dicta en la Declaración de los Derechos Humanos, artículo 21, que el sufragio deber ser “universal e igual y por voto secreto u otro procedimiento equivalente que garantice la libertad del voto”.

El voto deja de ser libre cuando hay denuncias de coerción por parte del régimen para que sus adeptos se registren en los “puntos rojos” luego de ejercer su derecho, explica Sánchez, y deja en evidencia cuál es la elección del votante cuando se registra, por lo que ya no es secreto.

En la Constitución, artículo 63, se explica que el voto es un derecho de todos los venezolanos, y este se viola cuando se generan matrices de opinión en torno al CNE, cuyo organismo no se ha preocupado por aclararlas. Ello produce desconfianza en la población, lo que hace que millones de ciudadanos no ejerzan su derecho.

La convocatoria a los comicios también incide en su participación. “Podría influir, pues debemos recordar cómo surge un efecto inhibidor en la participación en eventos llamados desde una ANC, y tendríamos que ver el tipo de evento, pues los niveles de participación pueden hacer variar los resultados aún en situaciones en las que las encuestas dan una alta desaprobación a la gestión de Maduro”, dijo.

Cambio de directiva

La mayor parte de las condiciones técnicas y políticas dependen de un cambio de estructura en el CNE. Se trata de 8 rectores: 5 principales y 3 suplentes (los cuales tienen funciones técnicas), 17 directores de línea y 23 directores regionales.

El periodista y experto electoral Eugenio Martínez reitera que el primer paso para las elecciones realmente democráticas depende del cambio de la directiva del CNE, lo cual requiere dos meses para la integración de una nueva comisión: “Por la coyuntura política se puede negociar un nuevo consejo temporal por una designación producto de un acuerdo político”.

Martínez calcula que entre seis y nueve meses sería el tiempo para integrar un nuevo CNE, pero por la crisis del país se podría reducir el lapso a dos meses. Advierte: “Mientras menos tiempo se dedique a la organización, menos condiciones técnicas y políticas va a tener esa elección”.

Enfatiza que es importante retirar la inhabilitación de los partidos políticos, delimitar el comportamiento del Tribunal Supremo de Justicia y limitar la participación de la Fuerza Armada. Se necesita un acuerdo de gobernabilidad y una negociación.

Las tres promesas de la oposición

Juan Guaidó presentó un plan para salir de la crisis política: cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres. Sánchez explica que no necesariamente debe seguirse ese orden.

“El cese de la usurpación solo puede lograrse a través de mecanismos que obliguen la renuncia de Nicolás Maduro. También puede ser provocado por un golpe de Estado con apoyo de la fuerza nacional o internacional”, enfatiza el analista. Tendría que ser producto de una negociación internacional. Asegura que no son una casualidad los encuentros que se han llevado a cabo en Rusia, Colombia y Suecia (encuentros bilaterales entre países sobre la crisis venezolana).

La comunidad internacional ha pedido reiteradas veces una salida a la crisis política de manera pacífica y entre los venezolanos, lo que apunta a la solución electoral. Podría llegarse a un gobierno de transición que tendría que estar integrado por factores de los dos bandos para reinstitucionalizar el país y retomar la legalidad.