Julio Borges, diputado a la Asamblea Nacional y representante diplomático de Venezuela ante el Grupo de Lima, aseguró mediante un artículo de opinión publicado en The New York Times que durante las negociaciones del año 2018 con representantes de Nicolás Maduro en República Dominicana, Jorge Rodríguez indicó que aspiraban que Venezuela fuera tratada como Cuba. 

«La inesperada confesión de Rodríguez puso al desnudo la pretensión del régimen: ser una dictadura aceptada, como ocurrió con la que encabezó Fidel Castro por más de cincuenta años y que recientemente arribó a su sexta década», escribió Borges. 

El parlamentario resaltó que las decisiones importantes de Maduro y su entorno sobre el país se toman en La Haban y no en Caracas. «Los tentáculos del régimen castrista tienen extensiones en varias de las instituciones gubernamentales venezolanas: desde la oficina de extranjería hasta los servicios de salud», afirmó Borges. 

Destacó que la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) ha sido infiltrada de cubanos que ocupan puntos estratégicos. «La invasión es tal, que en octubre de 2018 el secretario general de la Organización de los Estados Americanos, Luis Almagro, presentó un informe ante la Organización de las Naciones Unidas donde describe que existen cerca de 22.000 cubanos infiltrados en el Estado venezolano, especialmente en los organismos de inteligencia. Esta misma semana se conocieron escalofriantes detalles de la participación de Cuba en el entrenamiento de torturadores venezolanos», detalló. 

Leer más en The New York Times


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo