María Teresa Belandria, representante diplomática de Venezuela ante Brasil designada por el presidente interino Juan Guaidó, cuestionó la decisión de Nicolás Maduro de mantener cerrada la frontera entre los dos países.

«Mantener cerrada la frontera entre Venezuela y Brasil se ha vuelto un gran negocio para el régimen. Pero no hay ninguna razón para mantener la frontera cerrada. La gente cruza por las trochas, y les cobran a las personas que intentan pasar hasta Pacaraima», señaló Belandria en una entrevista.

El paso fronterizo entre Brasil y Venezuela fue clausurado luego del intento de ingreso de la ayuda humanitaria el 23 de febrero.