cardenal Urosa Savino, Baltazar Porras expresó disposición de la Iglesia para participar como facilitadora en la negociación
Foto: Archivo

El cardenal Baltazar Porras, administrador de la Arquidiócesis de Caracas, expresó este martes la disposición de la Iglesia católica de participar como facilitadora en la eventual negociación entre la oposición que lidera Juan Guaidó y el régimen de Nicolás Maduro.

«Estamos al tanto aquí y en el Vaticano del proceso negociación. Como siempre, el papel nuestro no es querer ser mediador pero sí facilitador. De alguna forma la exigencia que tiene que haber es de supervisión; llegar a un diálogo no es a sentarnos a ver qué hay, los problemas ya están», manifestó Porras en una entrevista con el periodista Román Lozinski para Circuito Éxitos.

El cardenal dijo que la negociación, que se encuentra en una fase de exploración, tiene que estar basada en la voluntad política de lo que se quiere y hacia dónde se espera ir. No puede ser simplemente, subrayó Porras, un proceso con pañitos calientes que no solucionará los problemas que afectan a los venezolanos.

Señaló que es necesario que, en el ámbito internacional, haya una serie de libertades fundamentales para que se discutan las sanciones. «Una apertura de tantas cosas que se necesitan, y para que exista también un mínimo de confianza para que haya inversión en el país», agregó.

Vacunación y libertad

El administrador de la Arquidiócesis de Caracas afirmó que los venezolanos están en supervivencia, que tiene que ver con la alimentación y la salud, y que en eso radica la importancia enorme que tiene el proceso de vacunación de la inmensa mayoría de los ciudadanos.

«Tenemos que despolitizar indudablemente este proceso porque se trata de la vida de los demás, y después también esta esa necesidad de libertad de expresión, de que no sintamos que simplemente por disentir somos puestos en la mira y la represión. Necesitamos superarlo. Queremos salir de esta crisis y eso tenemos que hacerlo», dijo.

«Que sepamos que somos diferentes, pero no enemigos. Con tanta prédica de inclusión, con la búsqueda de quiénes son los míos y quiénes no, así no se construye una familia ni una alcaldía ni una urbanización ni un barrio. Hay que superar, indudablemente superarlo», añadió el cardenal.

Destacó que la vacunación es una necesidad imperiosa de todos los venezolanos y que se trata de un camino que se debe recorrer con el verdadero sentido de racionalidad.

«Ahí está el meollo de la cuestión y es lo que hace que la mayoría del pueblo se sienta desasistida porque se habla de muchas cosas, de un bando y de otro, pero ¿dónde están mis necesidades, las de mi familia, de mi entorno, mi trabajo? Eso es necesario y no puede ser excluyendo», indicó.

Dispuestos a ayudar en el plan de vacunación

Porras dijo asimismo que la Iglesia católica venezolana se ofrece para participar en un plan de vacunación, que no se reduzca simplemente en una foto o en el reconocimiento.

«Queremos que no sea una comandita para salir en una foto. Es la experiencia que tenemos. Es algo que nos pidió el papa Francisco, en ese plan debemos ofrecer lo que tenemos sin búsqueda de protagonismo ni de querer quitarle el puesto a otros, sino con ese ofrecimiento que ahí está», manifestó.

Porras dijo que el plan debe ser organizado y que las vacunas no pueden repartirse solo entre algunos grupos. «En eso podemos avanzar y estamos dispuestos como Iglesia a avanzar en nuestra colaboración, sin protagonismos, sin aplausos. Nos preocupan los más humildes, los que están en los barrios, en la frontera. Creo que podemos hacer, algo requiere de la participación de todos y una planificación», manifestó


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!