Con 105 votos, la Asamblea Nacional declaró que existen méritos suficientes para continuar el proceso judicial contra el presidente Nicolás Maduro, que inició el Tribunal Supremo de Justicia en el exilio, por hechos de corrupción vinculados a la empresa brasileña Odebrecht.

En el documento, que fue aprobado de forma nominal, la cámara acordó continuar las investigaciones que adelanta el Parlamento, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 187, numeral 3, de la Constitución, y las que ya había iniciado la fiscal Luisa Ortega Díaz en 2015. 

La sesión ordinaria se inició a las 10:30 am con quórum de 107 diputados, 105 opositores y 2 de la bancada del Gran Polo Patriótico: Ilenia Medina (PPT) y Juan Marín (PSUV).  Rafael Guzmán (PJ) no asistió por motivos de salud, mientras que Gaby Arellano (VP)  no se encuentra en el país. Los suplentes de ambos, Gilber Caro y Renzo Pietro, están en la cárcel por razones políticas.

Antes de iniciar el debate, Omar Barboza (UNT), presidente del Poder Legislativo, aseguró que para abordar la materia se regirían por el artículo 89 del Reglamento Interior y de Debate, el cual establece que las decisiones de la AN se tomarán por mayoría absoluta: la mitad más uno de los diputados presentes en la sesión.

Henry Ramos Allup (AD), quien abrió la discusión,  recordó que el reglamento tiene rango de ley orgánica y ejecución directa de la Constitución, por lo que no hay norma que interfiera en la autorización del juicio contra el mandatario.

“Al aprobar esta consideración, somos consecuentes con nuestras propias actitudes y acciones. Se trata de un acto de patriotismo”, afirmó.

Juan Pablo Guanipa (PJ) precisó que Maduro no debería ser enjuiciado solo por delitos de corrupción, sino también por la emergencia humanitaria, traición a la patria, delitos ambientales y por destruir la economía.

Indicó que a pesar de que Venezuela recibió millones de dólares por concepto del petróleo, el gobierno no invirtió en la calidad de vida de sus ciudadanos, pero sí en enriquecer a sus funcionarios. “Las razones de hecho y de derecho están para continuar con este proceso”.

Pese a que ya se habían acordado siete derechos de palabra –que ejercerían AD, PJ, MPV,  ABP,La Causa R, VP y la bancada de Prociudadanos– el diputado del PSUV Juan Marín pidió a la junta directiva que se le permitiera ejercer el derecho de disentir.

“Ratificamos la declaratoria de desacato de esta reunión. Esto no es más que una mamarrachada. El TSJ que válidamente ejerce sus funciones está aquí en Caracas. Ninguna institución extraterritorial tiene competencia para discutir ningún tema de la vida republicana del país”, dijo el parlamentario, que tenía dos años sin acudir a una sesión.

Marín, quien aseguró que estaba en desacuerdo con la consideración, planteó la verificación nominal para conocer con detalle quiénes aprobarían la decisión, la cual calificó de violatoria de la Constitución.

El cuarto diputado en intervenir fue José Gregorio Aparicio, de la fracción Prociudadanos, quien vio con beneplácito que las tres bancadas que ahora representan a la oposición en el Parlamento  hayan acordado fijar una posición de carácter político e histórico, y conectada con la exigencia de la ciudadanía.

José Luis Pirela (MPV) expuso: “Juzgamos a los que acabaron con la industria petrolera. A los más de 50 funcionarios involucrados en corrupción, que no se atreven a darle la cara ni al pueblo que los eligió, y que permiten al G2 dar órdenes a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana”.

Admitió que la autorización para continuar con el procesamiento de Maduro no implica que saldrá del poder en los próximos días, pero significa un paso para rescatar el sistema democrático.

Por la bancada 16 de Julio ejerció el derecho de palabra Richard Blanco (ABP), quien advirtió que una vez que se cumplan los requisitos para el enjuiciamiento, el mandatario quedará inhabilitado durante el proceso, como estipula el artículo 380 del Código Orgánico Procesal Penal.

Aprovechó para contestarle al diputado Marín: “Dice que esta Asamblea Nacional no existe; pero si no existe, ¿a qué vino? Semejante estupidez”.

Ilenia Medina pidió tomar la palabra, pero Barboza le recordó que era una sola intervención por bancada, que ya había ejercido su homólogo del PSUV. 

Américo De Grazia (La Causa R) sostuvo que la AN cumple con un deber constitucional y democrático, “pero cuando los venezolanos buscan comida en la basura también enjuician a Maduro por ser el responsable de la barbarie en materia alimentaria”.

Juan Guaidó (VP) recordó que el presidente recibió 35 millones de dólares para su campaña en 2013, de acuerdo con la confesión de Euzenando Azevedo, ex presidente de Odebrecht.

“La empresa brasileña dejó 16 millardos de dólares en daño patrimonial al país, en obras inconclusas. ¿Qué se conoce del Cable Tren de Petare, Línea 2 del Metro Los Teques y la línea 5 del Metro de Caracas?, solo por citar algunos. La corrupción de Maduro es la que hoy nos ahoga”, dijo.

A las 12:30 del mediodía la AN procedió al voto nominal, no solo por petición de Marín sino también por solicitud de los parlamentarios Edgar Zambrano (AD) y William Barrientos (UNT) por ser histórico.

Al aprobar el único punto, la cámara en pleno aplaudió y entonó el Himno Nacional.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo