Jorge Arreaza, canciller designado por Maduro, denunció este lunes que Estados Unidos presionó a los miembros del Movimiento de países No Alineados para que no asistieran a la reunión ministerial que se realizó el pasado fin de semana en Caracas, al tiempo que celebró el fracaso de la supuesta maniobra.

«Esta cumbre fue más bien víctima y sujeto de presiones por parte de la diplomacia estadounidense. Quizá algunos delegados en alguna oportunidad podrán relatar las llamadas que recibieron, la presión que recibieron en sus capitales  para que no vinieran a Venezuela», dijo Arreaza en rueda de prensa.

El oficialiste celebró en ese sentido el fracaso de la diplomacia de la guerra  y señaló que en el encuentro participaron las 120 delegaciones que son miembros del movimiento.

«Estuvieron las organizaciones también invitadas, los países observadores y algunos países especialmente invitados a Venezuela como el caso de la República Popular China y también un viceministro de la Federación de Rusia, Serguéi Riabkov», continuó.

Consideró que el encuentro fue un éxito y que las delegaciones de los países reconocieron el liderazgo de Nicolás Maduro, cuya legitimidad es cuestionada por la oposición y parte de la comunidad internacional después de haber sido elegido en unos comicios en los que los principales líderes opositores no pudieron participar.

«No van a poder aislar a Venezuela hagan lo que hagan», afirmó el canciller respecto las acciones que ha emprendido Estados Unidos contra la administración de Maduro.

Asimismo, aseguró que los 120 países miembros del Movimiento de Países No Alineados expresaron su intención de llevar a cabo acciones concretas si Estados Unidos desafía las credenciales oficiales de Venezuela en la Organización de las Naciones Unidas.

Se refirió a las denuncias de la crisis humanitaria en el país para señalar que desde septiembre pasado ha sostenido encuentros con António Guterres, secretario general de la ONU, a quien le ha manifestado que su país está dispuesto a aceptar donaciones a través del organismo.

«Bueno, estamos esperando, parece que no era tan urgente, parece que no había tanta emergencia en Venezuela que desde febrero el sistema de Naciones Unidas está trabajando un plan de respuesta para este tema para Venezuela y todavía no tienen un dólar», agregó.