Los alcaldes de 335 municipios y el gobernador de Zulia serán elegidos hoy en una jornada en la que no participan los principales partidos de la Mesa de la Unidad Democrática. Alegan que hubo un fraude en las votaciones regionales del pasado 15 de octubre. Sin embargo, dirigentes y otras agrupaciones de la alianza presentaron candidaturas por cuenta propia, lo que fractura más la unidad.

José Gil Yépez, director de Datanálisis, explica que la falta de estrategia de la oposición genera un “elemento atípico, en el que se presentan cuatro o cinco candidaturas para una misma alcaldía, lo que se traduce en unos resultados comprometidos o por los menos en un desperdicio de recursos, a diferencia de si se hubiese elegido un candidato unitario”.

Opina que esta atomización del voto causa “el fortalecimiento de un gobierno que sin tener el apoyo popular tiende a seguir ganando elecciones con minoría, porque la mayoría se divide”.

El experto sostiene que el gobierno cuenta con una aceptación de 20%, a la que se le suma otro 10% con los subsidios que otorga a sus electores y otro 5% que obtiene a través de propaganda y movilización, lo que da un total de 35% de votos. “Si la abstención es de 40%, lo que queda es 25% de votos que se reparte entre varios candidatos de la oposición, que no superan el número del gobierno”, apunta.

En el caso del chavismo, el politólogo Luis Salamanca puntualiza las fracturas presentadas para la Alcaldía de Libertador. Indica que los candidatos por fuera del Gran Polo Patriótico, que a su juicio “han sido menospreciados por el Partido Socialista Unido de Venezuela, han dejado en evidencia que la alianza en el gobierno es solo una utilización para cuando les conviene”.

“Los han maltratado porque se olvidan de que estos aliados con 2% o 3% en las presidenciales con Chávez o Maduro les dieron la victoria frente a la MUD. Es como si los utilizaran cuando les conviene y cuando no, les dan una patada”, dice.

Gil Yépez manifiesta que esta división del chavismo le habría permitido a la oposición una oportunidad, si llevara un candidato unitario.

Abstención. El representante de Datanálisis también señala como una característica de estas elecciones la posición “principista de algunos opositores radicales”, que aseguran que ir a votar es hacerle el juego al gobierno.

Ante ello, el analista ofrece dos consideraciones: “¿Qué le interesa al gobierno que haga el opositor radical: que vote o no vote?, y cuántos votos bajó la oposición por abstención en las regionales versus los votos que sacó en las legislativas y la consulta popular del 16 de julio. En esas dos jornadas la oposición pasó los 8 millones de votos, quiere decir que para la última se han perdido alrededor de 3 millones”.

Advierte que tanto la división como el llamado de abstención de algunos sectores han sido errores de la oposición, que terminan beneficiando a los candidatos oficialistas que, además, ya cuentan con las ventajas de la propaganda oficial.

Salamanca sostiene que, aun cuando las elecciones locales se caracterizan por una bajísima participación, el no tener a la MUD como plataforma electoral en esta oportunidad generará más abstención, que incluso puede superar el promedio de 50%.

Irregularidades. El analista electoral Aníbal Sánchez precisa que esta elección es atípica, en principio porque está siendo realizada un año después de lo debido, por ser convocada por el Consejo Nacional Electoral a petición de la asamblea nacional constituyente y por haber sufrido una fragmentación de una elección municipal habitual, donde se escogían 337 alcaldes, entre ellos 2 metropolitanos, concejales de los 335 municipios del país y de los 2 cabildos metropolitanos (Caracas y Alto Apure). “Un elector en el municipio Baruta que votaba por 7 cargos, ahora lo han llevado a una sola selección”, explica.

Francisco Castro, director de Súmate, indica que con la no renovación de los cargos de los consejos legislativos municipales se pretende instaurar una práctica en la cual, independientemente del resultado de la elección, se aseguren el control del municipio a través de la Cámara Municipal, que en la mayoría de los casos está en manos del oficialismo. “Eso viola la Constitución, la Lopre y la Ley de Regularización de los Períodos Constitucionales”, afirma.

Agrega que la intimidación con el carnet de la patria ha sido un mecanismo de coacción que ha usado el Estado para promover votos del partido oficial y que la exigencia de este documento para votar –según lo han dicho algunos voceros del gobierno– ha sembrado dudas sobre el secreto del voto.

Castro advierte que tampoco se hizo un nuevo sorteo del servicio electoral obligatorio a través del cual se elige a los miembros de mesa y se convoca al adiestramiento, que en caso de que alguna persona seleccionada se abstenga de cumplir traerá problemas para la apertura de las mesas de votación y eso retrasaría el proceso.

Entre otras irregularidades, Salamanca destaca el ventajismo, que a su juicio se ha dado desde la llegada del chavismo al poder, y lo ocurrido el pasado 15 de octubre que repite en esta oportunidad, con el cambio de electores y la reubicación de centros de votación, que califica de vicios electorales.

Voto Joven llamó a hacer contraloría

Voto Joven exhortó a los ciudadanos a ejercer el derecho al sufragio y a defenderlo a través de los procesos de auditorías que se realizan al final de la actividad.

Luisana Subero, directora de la organización, indicó que no ha habido condiciones justas pero, que pese a ello la ciudadanía debe “jugar en el tablero que tenemos”.

Recomendó a los ciudadanos ser garantes de que el proceso sea transparente, ya sea durante la cuenta de votos o en la transmisión de las actas de la máquina.

“Debe haber una contraloría ciudadana para verificar que se cumplan con las normas y con los procesos”, expresó. Llamó a los testigos de mesa a estar pendientes con el voto asistido y el voto puyado, que son las incidencias que más se repiten.

“Creemos en el proceso electoral y para que sea transparente tenemos que ejercer nuestro derecho, no solo de votar sino de quedarse hasta el final”, dijo.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo