Desde hace un año no se reúne el Grupo de los 9,  integrado por todos los partidos de la Unidad. Las decisiones han surgido del G-4, constituido por Acción Democrática, Un Nuevo Tiempo, Primero Justicia y Voluntad Popular. Incluso la prohibición a los cuatro gobernadores surgió de esta instancia, así como la designación del comando de campaña, por lo que  organizaciones políticas pequeñas atribuyen los errores a aquellos que hoy se pelean.

Avanzada Progresista, Cuentas Claras y el Movimiento Progresista cuestionan que se aprobó un reglamento que los excluyó, con el criterio de que los grandes, por tener más votos y más diputados, decidían. La Causa R y Alianza Bravo Pueblo plantean una reestructuración total. Días antes Primero Justicia y Voluntad Popular habían pedido la revisión.

 Avanzada Progresista propone una “revisión profunda” de la Unidad Democrática, con participación de los partidos y la incorporación de otros sectores, como el chavismo democrático, el MAS, Copei y gremios. De hecho, ayer dieron la bienvenida al alcalde de San Mateo, Aragua, Freddy Arenas, que era del PSUV, y al ex secretario general de Unión Popular Venezolana, Humberto Berroterán, ex esposo de Lina Ron.

La dirección nacional de AP invitó a Eduardo Fernández, Antonio Ecarri (Copei), Jesús Torrealba y Segundo Meléndez (MAS), entre otros, para conocer su opinión sobre qué hacer con la MUD, y resolvió que seguirá la vía electoral y el diálogo.

El presidente de esa organización política, Henri Falcón, criticó el comportamiento de quienes promovieron la radicalización de las protestas sin dirección política ni estratégica y hoy pelean. Expresó frases lapidarias: “Quienes reniegan del diálogo fueron llamados y asistieron a República Dominicana”, en alusión a Julio Borges (PJ) y a Luis Florido (VP); “El retiro de Capriles de la MUD es inmadurez. El infantilismo hace daño. Hubo una seguidilla de errores, pero ahora se requiere sensatez, cordura, y que se cree una plataforma con independientes”. Y envió un mensaje a Henrique Capriles y a Henry Ramos Allup: “El país es más importante que las aspiraciones personales” y “El gobierno tuvo una victoria electoral, pero no política ni moral”.

Eduardo Fernández aconsejó a la oposición unirse, acercarse a la gente, en lugar de entrar una pugna. Torrealba, ex secretario ejecutivo de la MUD, alertó de que Miraflores era asesorada “por la dictadura de los Castro de Cuba no para generar bienestar, sino para monopolizar el poder”, y lamentó que la oposición no supiera leer las victorias. “Cuando se tiene certeza del triunfo se divide”, dijo.

El secretario general de LCR, José Ignacio Guédez, exigió reestructurar a la MUD “de manera diligente”: “La solución no está en las municipales, no participaremos en ellas; la única es lograr las condiciones para unas elecciones presidenciales”.

El concejal de ABP en Baruta Héctor Urgelles consideró: “La MUD ya estaba moribunda y terminó suicidándose. Los partidos fracasamos y esta dictadura le quedó grande a los dirigentes. El tiro de gracia se lo dio Ramos Allup”.

El canciller de España, Alfonso Dastis, instó a la oposición a “mantener la unidad y presentar un frente común”. “España quiere una salida pacífica, democrática y negociada por venezolanos. Hay que seguir intentando la vía del diálogo, la mediación internacional para restablecer el orden democrático, liberar a los presos políticos y que haya una plena división de poderes. Es necesario presionar un poco con las sanciones de la Unión Europea”,  dijo en la Universidad San Pablo CEU de Madrid.