Un grupo de 200 militares, liderados por el general de la Fuerza Armada Nacional en el exilio, Cliver Alcalá, pretendía ingresar a Venezuela por la fuerza para apoyar el ingreso de la ayuda humanitaria al territorio nacional, así lo informó el portal Bloomberg.

El presunto plan fue detenido por el gobierno de Colombia, que temía que ocurrieran enfrentamientos violentos en una jornada que, a los ojos de la comunidad internacional, debía ser pacífico. Los militares ya contaban con las armas para dispersar a los Guardias Nacionales que bloqueaban los puentes internacionales.

Alcalá reconoció la existencia de la propuesta para acompañar los camiones que contenían insumos, pero admitió que entiende por qué los colombianos querían evitar problemas.

Voceros del gobierno de Iván Duque no han respondido comentarios. El plan también fue confirmado por oficiales venezolanos en el exilio y por funcionarios estadounidenses.

Con información de Bloomberg