Un total de 118 legisladores han sufrido algún tipo de acoso desde que se instaló la Asamblea Nacional el 5 de enero de 2016, informó la diputada Delsa Solórzano, presidente de la comisión especial de Justicia y Paz del Parlamento.

Esa lista la integran los parlamentarios a quienes el Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería les ha anulado el pasaporte; que los colectivos afectos al régimen de Nicolás Maduro han marcado sus casas con mensaje de amenazas; que tienen medidas judiciales; o que sus familias han sido perseguidas o han sido víctimas de acoso empresarial.

“A Luis Lippa le quitaron su farmacia y su emisora de radio. A Alexis y Carlos Paparoni, padre e hijo, que todos saben que pertenecen a una larga familia de comerciantes, el Seniat y otros organismos de la satrapía constantemente los mantiene sometidos a acoso por ser parlamentarios”, señaló.

Indicó que elaboran un informe sobre las violaciones de los derechos civiles, políticos y humanos de los legisladores, que será presentado “cuando termine la dictadura y cese el acoso”.

No obstante, aclaró que el informe es remitido, con cada actualización que se efectúa, a la Unión Interparlamentaria Mundial y a la oficina de la alta comisionada para los derechos humanos de la Organización de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet.

Afirmó que pese a que la cúpula gobernante emprende acciones con el objetivo de desintegrar el Parlamento, como el allanamiento masivo de la inmunidad parlamentaria, los diputados siguen cumpliendo sus funciones legislativas.

“La Asamblea se mantiene en pie de lucha, trabajando y cumpliendo con nuestras funciones porque este acoso no ha sido limitación, no ha detenido el trabajo parlamentario”, expresó.

A 23 parlamentarios el Tribunal Supremo de Justicia de Maduro y la asamblea nacional constituyente les han allanado la inmunidad parlamentaria, incluido el presidente del Legislativo y presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó.

Tres de ellos han sido detenidos arbitrariamente: el primer vicepresidente, Edgar Zambrano; Juan Requesens y Gilber Caro, de quien no se ha obtenido información desde que los apresaron el 26 de abril.

Dos han sido torturados y se encuentran bajo medidas cautelares: Renzo Prieto y Gilberto Soto.

Ocho se hallan a resguardo desde la clandestinidad:

  • Henry Ramos Allup.
  • Juan Andrés Mejía.
  • Simón Calzadilla.
  • Miguel Pizarro.
  • Carlos Paparoni.
  • Winston Flores.
  • Sergio Vergara.
  • Freddy Superlano.

Cinco están bajo protección de gobiernos extranjeros:

  • Freddy Guevara (Chile)
  • Mariela Magallanes (Italia)
  • Américo De Grazia (Italia)
  • Richard Blanco (Argentina)
  • Franco Casella (México)

Cuatro residen en el exilio:

  • Julio Borges.
  • Luis Florido.
  • Germán Ferrer.
  • Rosmit Montilla.

Otros parlamentarios que han sido obligados a exiliarse debido a la persecución del régimen chavista-madurista son:

  • Gaby Arellano.
  • José Manuel Olivares.
  • Dinorah Figuera.
  • Eudoro González.
  • Ramón López.
  • Sonia Medina.
  • Ismael García.
  • Adriana D’Elía.
  • Milagros Valero.

Entre los legisladores a los que el Saime les anuló el pasaporte se encuentran:

  • Luis Florido.
  • Eudoro González.
  • Américo De Grazia.
  • Jorge Millán.
  • Carlos Berrizbeitia.
  • Dennis Fernández.