tapabocas

A pesar de que hasta el momento no hay casos confirmados de coronavirus en Venezuela, muchos se preocupan por la llegada de la enfermedad que ha tomado al mundo por sorpresa es palpable.

“No es coronavirus”, aclara en voz alta Carmen Silva después de estornudar dentro de una tienda. Esta venezolana comentó a la Voz de América que como medida de prevención toma vitamina C.

Ante la idea de la inminente llegada de la enfermedad, cosa en la que concuerdan desde expertos hasta el propio gobierno en disputa del país, Carmen asegura que la población no está preparada para afrontarla.

Relata que sus familiares, específicamente su hijo, ya le pidió a ella y sus amigas no usar el Metro de Caracas. “Olvídense del metro. Yo no soy escrupulosa, pero el metro está que da asco”, señaló.

Precisamente en la entrada de una de las estaciones, Hernán Meliá aseguró a la VOA que para evitar no solo el coronavirus al llegar a la casa, automáticamente lava sus manos con agua y jabón.

Comentó que en en el caso de su residencia, llega el agua cada dos o tres días por la tuberías y el resto del tiempo debe buscarla. Meliá indicó que si bien existe cierto temor por la llegada del virus y las personas buscan estar preparadas, el problema es que no hay los insumos necesarios para combatir el flagelo.

“Pidiéndole a Dios que no llegue el coronavirus”, agregó Meliá, quien se mostró un tanto desconfiado con la información y las medidas del gobierno en disputa.

Un paquete con 12 mascarillas por 12,50 dólares, poco más de 3 litros de cloro a 11 dólares y un antibacterial por dólares. Total: 26,50 dólares. Este fue el pedido de una clienta de un bodegón en el oeste de Caracas.

En confidencia con la cajera, la mujer le comentó que se prepara para el coronavirus. “Como está la salud en el país, hay que prepararse”, dijo.

“Es preocupante”

Si bien no hay cifras oficiales o actualizadas de escasez de medicamentos, la realidad en algunas cadenas de farmacias nacionales donde todavía hay es que los antibacteriales se venden a poco más de 4 dólares e incluso un “kit antibacterial” con 2 frascos de gel y 3 mascarillas a casi 7 dólares.

“En mi carro de higiene tengo antibacterial. Tengo mi jaboncito, mis toallítas húmedas”, comentó Néstor Pacheco, taxista miembro de una línea de taxis en el este de Caracas.

Explicó que al trabajar con el público toma ciertas precauciones. “Ya yo estoy bajando los vidrios, porque la gente empieza a estornudar en el carro”.

Pide que al tema del coronavirus hay que prestar atención pues, a su juicio, es preocupante. “Hay mucha gente con las defensas muy bajas (…). Hay mucha gente débil aquí por mala alimentación”.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo