programa plan de trasplantes
Foto Archivo

La asociación civil venezolana Santi y sus Amigos pidió este jueves la liberación de los activos de Venezuela retenidos en el exterior para que el gobierno de Nicolás Maduro reactive el programa de trasplantes a niños y adolescentes paralizado desde 2017.

En medio de una protesta en el este de Caracas, la directora ejecutiva de Santi y sus Amigos, Fabiana Garantón, indicó que esta liberación de recursos podría lograrse a través del diálogo que comenzó la semana pasada entre Nicolás Maduro y la opositora Plataforma Unitaria de Venezuela en México.

«Yo creo que, a través de la mesa de diálogo que hay actualmente, se pueden liberar los recursos que estos niños necesitan para ser trasplantados», dijo a la prensa.

Oportunidad

Venezuela ha denunciado en diversas oportunidades que tiene «bloqueados» recursos en países como Estados Unidos o Reino Unido como consecuencia de las sanciones económicas a la administración de Nicolás Maduro que consideran «ilegítima».

Garantón indicó que «gran parte» del problema de la paralización del programa de trasplantes se debe a la «desidia» de las autoridades y a la falta de recursos.

Recordó que la filial de la estatal petrolera PDVSA en Estados Unidos, Citgo, era la que mantenía un convenio con fundaciones en Italia para pagar trasplantes a los niños con dolencias que requieren este tipo de intervención.

Sin embargo, según denuncias de ONG y médicos en el pasado, ese convenio venía presentado problemas desde antes de la imposición de sanciones y el «bloqueo» de recursos.

«Si podemos recuperar el convenio que tenía Citgo, a través de esos activos congelados, podríamos, el día de mañana, llevar a todos los niños a que se trasplanten en Italia mientras buscamos soluciones en el país», agregó.

Encuentros

Garantón también informó que ha sostenido encuentros con comisiones del Parlamento, de mayoría chavista, para buscar soluciones y que han elevado cartas a varios «altos cargos» del Gobierno para que se reactive el programa de trasplantes.

Esperan reunirse el viernes con la comisión legislativa de salud.

El programa de trasplantes está suspendido desde 2017, pero venía presentando problemas y una reducción en el número de beneficiarios desde 2014, año en el que la crisis económica venezolana comenzaba a agudizarse.

Maduro suspendió el programa alegando que no podía seguir garantizando los inmunosupresores y, en 2019, ante las constantes denuncias de parte de pacientes y familiares que esperaban por trasplantes, el Ejecutivo dijo que el plan estaba paralizado debido a las sanciones económicas de EE UU.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!