Foto: Cortesía

La estatal Petróleos de Venezuela rechazó este jueves lo que consideró como «acusaciones infundadas» de Brasil, luego de que el Ministerio de Medio Ambiente de ese país señalara, que las manchas de crudo en sus playas proceden de un barco «extranjero» cargado, «muy probablemente», con petróleo venezolano.

«Rechazamos las acusaciones infundadas del gobierno brasileño, que pretenden endosar a Venezuela un derrame petrolero», dijo Manuel Quevedo, presidente de la petrolera.

Consideró que los señalamientos buscan «profundizar las agresiones unilaterales coercitivas contra el pueblo venezolano».

Comunicado de Pdvsa

Pdvsa señaló que en sus campos «no existe evidencia alguna de derrame de crudo que pudiera haber generado daños al ecosistema marino del vecino país». Además apuntó que tampoco ha recibido reportes de clientes o filiales «sobre una posible avería o derrame en las cercanías de las costas brasileñas».

Desde septiembre toneladas de restos de petróleo han llegado a las turísticas playas de los nueve estados que conforman la región nordeste de Brasil. Hecho que no cuenta con información oficial sobre el origen de las mismas.

Hasta el momento, las autoridades brasileñas han recogido alrededor de 130 toneladas de crudo, lo que equivale a 500 barriles de petróleo. La recolección se realizó en distintos puntos del litoral nordestino.

Muchas tortugas y aves han sido encontradas en las playas bañadas en petróleo. Cabe mencionar que aun se desconoce el impacto total medioambiental de este misterioso incidente.

Petrobras

El ministro de Medio Ambiente de ese país, Ricardo Salles, dijo que las manchas de petróleo que han contaminado, al menos 138 áreas del litoral nordeste de Brasil, proceden de un «barco extranjero» cargado, «muy probablemente», con crudo venezolano.

Las investigaciones puestas en marcha por la petrolera estatal Petrobras y la Marina de Brasil indican, que el petróleo encontrado en la costa brasileña, tiene la misma composición, que el extraído en Venezuela, según filtró el diario O Estado de Sao Paulo.

Aún no es posible afirmar que todas las manchas tengan la misma procedencia, pero sí que una parte del material es de origen venezolano, de acuerdo con los datos obtenidos por ese diario brasileño.