Consejo Permanente de la OEA- TIAR
Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos | Foto: Archivo

Williams Dávila, diputado a la Asamblea Nacional, explicó este miércoles cómo es el proceso que debe seguirse para activar el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca que será discutido en la Organización de Estados Americanos.

11 países, que son la mayoría absoluta de los integrantes del Consejo Permanente de la OEA, solicitarán este miércoles la reunión del órgano de consulta, integrado por los cancilleres, que deberá reunirse posteriormente.

Debatirán las medidas

Las 2 terceras partes de los 18 países que integran el órgano decidirán las medidas graduales establecidas en el artículo 8 del tratado, que habla sobre temas que van desde la ruptura de las relaciones hasta el uso de la fuerza armada.

El diputado aclaró en una entrevista ofrecida a TV Venezuela que esta última opción no es de forma automática porque el TIAR no es un instrumento guerrero ni de declaración de guerra.

El procedimiento se aplica únicamente para garantizar la paz de la región, que implica cumplir una serie de supuestos establecidos en el tratado.

Esos supuestos son, además de los peligros inminentes o las amenazas, el terrorismo, la presencia de grupos irregulares, el narcotráfico, la trata de blancas, el lavado de capitales y de activos, la violación de derechos humanos y de la democracia, el crecimiento de la pobreza extrema, entre otros.

«Son hechos que afectan la paz de la región», agregó.

Dávila dijo que el Consejo Permanente de la OEA no espera a que los cancilleres se reúnan sino que para evitar el retardo por cuestiones burocráticas puede actuar como un órgano de consulta provisional.

Sin embargo, en estos momentos no existe un conflicto armado en Venezuela que amerite la prontitud, por lo que los cancilleres deberán reunirse para discutir las medidas graduales que podrán tomarse.

La mayoría reconoce a Guaidó

Dávila señaló que la mayoría de los países que integran el Consejo Permanente de la OEA reconocen a Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela.

Esto podría significar que se aprobarían las medidas que aislarían aún más al régimen de Nicolás Maduro.

«Romper las relaciones diplomáticas es más fácil, suspender los vuelos a cualquier país signatario del TIAR. Hay un plan y una estrategia, se han ido previendo todas las circunstancias que se puedan presentar», indicó el diputado.

Manifestó que el uso de la fuerza armada es una de las decisiones más extremas que implica la voluntad de los países. Expuso que los Estados miembros deberán definir qué tipo de activación militar aplicarán porque los mecanismos no son los mismos que los de la guerra fría.

Maduro incita a una guerra

Dávila aseguró que el hecho de que Maduro movilice tropas militares hacia la frontera con Colombia puede incluso estar contemplado dentro del TIAR como una agresión no armada.

«Que tú me pongas unos misiles de 40 kilómetros de alcance y otros de más de 200 kilómetros, es un peligro. Eso preocupa porque podríamos entrar en una guerra. Ahí hay una provocación», dijo.

El diputado recordó que, sin embargo, el gobierno de Colombia no responde a las provocaciones del régimen venezolano y resaltó que no ha habido movilización de fuerzas militares colombianas hacia la frontera.

«Maduro dice que va a demostrar todo su poder militar porque no aceptará una agresión de Colombia, el mismo cuento de siempre. Ellos son los que están provocando, los que están tomando control de la frontera», insistió.