indígenas

Los indígenas del Alto Caura y Erebato, en el municipio Sucre del estado Bolívar, elevaron su voz para reclamar atención por parte del régimen de Nicolás Maduro. Reclaman su derecho a la salud.

“Necesitamos ayuda humanitaria urgentemente. Tenemos escasez de medicamentos en esta comunidad. Necesitamos combustible”, dijo una de las indígenas, representante de las comunidades de Anadekeña y Santa María de Erebato en un video divulgado en Twitter.

Señaló que están debilitados por las enfermedades.

Pidió que se les facilitara combustible para poder hacer los traslados necesarios.

Indígenas olvidados

Otra de las representantes indicó que tenían meses sin recibir medicinas ni insumos médicos de ningún tipo. “Niños y niñas no tienen vacunas contra las enfermedades”, puntualizó.

“Estamos padeciendo”, recalcó.

La antropóloga Nalua Silva Monterrey, responsable de divulgar los videos, se lamentó de la grave situación que se vive en el país.

“Dolor por nuestra Venezuela, por nuestros muertos del mar, por nuestros inocentes presos, por nuestras familias rotas, por nuestro ambiente depredado, por nuestros caminantes exiliados, por nuestro silencio y sobre todo por la opresión”, escribió en Twitter.

Los pueblos sanemá y yekuana se han quejado recurrentemente del empeoramiento de las condiciones sanitarias con la cuarentena y el confinamiento. Han denunciado la falta de atención por parte de las autoridades regionales y nacionales.

Un año muy duro

El año 2020 ha sido muy duro para los indígenas venezolanos, divulgó la asociación civil Kapé Kapé. “Una pandemia que nos atacó en uno de los peores momentos del sistema de salud, continuación de la invasión de tierras indígenas por grupos armados, migración forzada en las peores condiciones de vulnerabilidad y el retroceso legal para la escogencia de la representación indígena ante la Asamblea Nacional, son algunos de los obstáculos que vivieron a lo largo de este año”.

“El confinamiento ha servido como cómplice silente para el aumento de las carencias en las comunidades indígenas, producto de las limitaciones de acceso y movilización; aunado a la intensificación de los proyectos extractivistas, que van erosionando cada vez más los recursos naturales tan vitales para la sostenibilidad física, espiritual y cultural de los pueblos indígenas”.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo