Tests rápidos de coronavirus
Foto Archivo

Varios laboratorios de microbiología de España comprobaron que los tests rápidos comprados en China para descartar el coronavirus no funcionan correctamente.

«No detectan los casos positivos como era de esperar», dijo a El País una fuente que ha participado en las pruebas y que prefirió mantenerse en el anonimato.

Los equipos, que fueron fabricados por la compañía china Bioeasy, tienen una sensibilidad de 30%, cuando debería ser superior a 80%, según las fuentes.

«Con ese valor no tiene sentido usar estas pruebas«, dijo uno de los microbiólogos que informaron de la situación al Instituto de Salud Carlos III, dependiente del Ministerio de Sanidad de España.

Los expertos que han evaluado los kits de detención señalan que tendrán que seguir utilizando la prueba PCR, que permite detectar un fragmento del material genético de un patógeno o microorganismo.

Es decir, las PCR detectan el ARN del virus en una muestra que se obtiene introduciendo un hisopo por la nariz o por la boca. La técnica requiere de un equipamiento específico y dura hasta cuatro horas para arrojar resultados.

Los tests rápidos son calificados de este modo por la forma de obtener las pruebas, pero el análisis continúa siendo PCR en el laboratorio, señaló el medio español.

Con estos kits se pueden obtener muestras, incluso, si un paciente se encuentra dentro de su vehículo.

Los especialistas señalaron que en muchos casos tendrían que tomar otra vez las muestras. Al tener los equipos tan baja sensibilidad, cuando los resultados dan negativo no es posible saber si es verdadero o falso; de tal manera que los pacientes podrían estar realmente contagiados.