El director estatal de la Red Hospitalaria de Mérida, Joan Manuel Gómez, denunció que Mercal despachó 8.200 kilos de carne descompuesta para seis centros de salud de la entidad.

El miércoles «llegó carne a los hospitales de Tovar, Bailadores, Santa Cruz, El Vigía, Lagunillas y Tucaní, y resultó que venía en malas condiciones», indicó.

«En dos años hemos garantizado la carne a través de las asociaciones de ganaderos porque Mercal no envía», señaló.

Agregó: «Ahora que lo hizo venía dañada».

«Como director estatal de la Red Hospitalaria en Mérida quiero manifestar mi rechazo por el agravio por parte del Estado venezolano hacia los merideños», afirmó.

Dijo que los pacientes se ven afectados por la falta de productos cárnicos en la dieta hospitalaria.

Añadió que los directores de los hospitales del Eje Panamericano, Valle del Mocotíes y Pueblos del Sur rechazaron la carne descompuesta, lo que evitó una situación lamentable e inconvenientes.

«Hago un llamado a la estatal a corregir tal situación y de una vez a (normalizar) el despacho de todos los nutrientes vegetales, animales y minerales necesarios para garantizar la alimentación y nutrición de los pacientes hospitalarios del estado», manifestó.

Recordó que en dos años solo han recibido regularmente arroz, pasta, aceite y harina y, en algunos casos, sal, caraotas y lentejas. Solo les ha llegado pollo tres veces en 2019.

Loading...