“Aquí nadie quiere jaulas, lo que Venezuela quiere es reventar la jaula. Nuestro propósito no es una elección, es la liberación de Venezuela”. Así lo dijo María Corina Machado, coordinadora nacional de Vente Venezuela.

Las declaraciones las ofreció en un video publicado en Twitter. Sostuvo que, a su juicio, la única negociación que se debe realizar en Venezuela es para acordar la salida del régimen del poder.

«Tenemos que poner los pies en la tierra. Este régimen nos ha declarado la guerra a los venezolanos. Han entregado a Venezuela a sus cómplices para avanzar en un programa de dominación que tiene en la mira a los demás países de la región.

Resaltó que las sanciones internacionales no afectan a los ciudadanos. «Yo te pregunto: ¿quién se beneficia si quitan las sanciones? ¿El productor decente, el consumidor, o tú, o los que están en negocios con la tiranía?».

Machado reiteró que la ruta que plantea para lograr un cambio político se basa en impulsar la presión contra el régimen de Nicolás Maduro. «Para entender lo que pasa en Venezuela y cómo salimos realmente de esto, hay que comprender cómo se resuelve un secuestro. Un secuestrador solo negocia cuando se siente rodeado, cuando sabe que no tiene escapatoria», aseguró.

La comunidad internacional en la propuesta de María Corina

Insistio en que la comunidad internacional es primordial en esta estrategia. “Puede lograrse con la consolidación de la coalición de las democracias fuertes de América y de Europa, y junto con nosotros construir esa fuerza coercitiva”.

Agregó: «Esto, por supuesto, no lo van a hacer voluntariamente; hay que obligarlos, y para eso es el cerco. Mientras tanto, quien se siente a negociar con el régimen, lo que está es dándole más tiempo a Maduro y agonía a los venezolanos».

“Aquel que actúe y colabore de manera decisiva en la solución final es el único que puede aspirar a una concesión. Eso sí: a cambio de una acción contundente y definitiva”, añadió Machado.

 


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!