María Corina Machado, coordinadora nacional de vente Venezuela aseguró que hay coordinación entre el régimen de Nicolás Maduro y las FARC
Foto: Cortesía

María Corina Machado, coordinadora nacional de Vente Venezuela, aseguró que las declaraciones de Iván Márquez, disidente de las FARC, centra los ojos del mundo sobre el régimen de Nicolás Maduro. Destacó que se debe crear una alianza que ponga fin al terrorismo.

Afirmó que Nicolás Maduro protege a los disidentes que se alzaron en armas. Resaltó que esta situación es un peligro para Colombia.

«Urge conformar una alianza continental para poner fin a estas amenazas. Los colombianos y los venezolanos estamos unidos en esta hora. Cuente con nosotros», dijo Machado en Twitter.

Indicó que las amenazas de los miembros de la FARC marcan un antes y un después. «Demuestra que así pagan los terroristas. Lo hemos avisado de manera reiterada hace años. He planteado de manera insistente que, para el régimen de Maduro y sus aliados criminales, su prioridad en este momento es la desestabilización de Colombia”.

Machado también se refirió al proceso de paz en Colombia, que se realizó en Cuba. Comparó las conversaciones con las negociaciones que se hacen en Noruega y Barbados entre el régimen de Maduro y la oposición venezolana.

«Oslo, La Habana, para el tratado de paz colombiana, y la dinámica Oslo-Barbados para la crisis venezolana, es idéntica y va a tener los mismos resultados porque los terroristas no cumplen su palabra”, dijo.

Alerta a la democracia mundial

María Corina Machado respaldó las declaraciones del presidente de Colombia, Iván Duque, al tiempo que indicó que la toma de armas del grupo de insurgentes es un llamado a los demócratas del mundo.

«Este anuncio de las FARC es un llamado a los demócratas del mundo a entender que esto es en serio. La presencia de estos grupos irregulares en Venezuela con el aval del régimen no la vamos a acabar mientras siga Maduro en el poder”, agregó.

Las FARC se enfrentaron con el Estado colombiano por más de 50 años, hasta que firmaron un acuerdo de paz en La Habana en 2016. En el proceso, la guerrilla acordó la entrega de sus armas ante la ONU y la desmovilización de insurgentes.

Debido al conflicto armado en Colombia, murieron más de 220.000 personas y ha habido millones de víctimas.

«Nunca fuimos vencidos ni derrotados ideológicamente. Por eso, la lucha continúa. La historia registrará en sus páginas que fuimos obligados a retomar las armas», dijo Iván Márquez en un video divulgado en redes sociales.