Palacio Federal Legislativo, Nicolás Maduro, Memoria y Cuenta
Foto Prensa del régimen de Nicolás Maduro (@PresidencialVen)

Nicolás Maduro asistió este martes al Palacio Federal Legislativo para presentar ante la asamblea nacional constituyente su Memoria y Cuenta correspondiente al año 2019. Durante su discurso, aseguró que está de acuerdo con dar más garantías para las elecciones parlamentarias, previstas para el mes de diciembre.

«Quien quiera venir del mundo entero a conocer nuestras elecciones, bienvenidos», expresó Maduro en el acto en el que estuvo acompañado por las autoridades de los poderes públicos, entre ellos Tibisay Lucena, presidente del Consejo Nacional Electoral, así como Diosdado Cabello, jefe de la ilegítima constituyente.

Maduro propuso a la mesa de negociación nacional y al Poder Electoral extender amplias invitaciones a la Unión Europea, a las Naciones Unidas y a cualquier otra institución internacional para que funjan como observadores en los comicios parlamentarios.

«Invito a todas las organizaciones mundiales para que vean cómo el pueblo de Venezuela elige su Asamblea Nacional. Puertas abiertas al acompañamiento internacional. Lo que en este país no entrará será la basura y el bandido de Luis Almagro ni la Organización de Estados Americanos. No entran a este país más nunca», enfatizó.

«Un 2019 complejo y difícil»

El oficialista dijo que el año 2019 resultó complejo y difícil para el chavismo, pero también afirmó que representó victorias ante el gobierno de Donald Trump.

Recordó que el 23 de enero de ese año Juan Guaidó juró ante sus seguidores asumir las competencias del Ejecutivo.

«El 23 de enero se verificó la grotesca autoproclamación de un personaje que fungía como presidente de la AN en desacato; un miserable cipayo, indigno de merecer el gentilicio de venezolano. Demostró una vez más que la oposición no tiene política propia, que carece de direccionalidad porque no tiene patriotismo», dijo.

«Es evidente que el año 2019 fue el año en que la derecha venezolana rompió todos los límites de entreguismo al ponerse de rodilla a las órdenes imperiales de Estados Unidos en contra de los intereses de nuestra patria», agregó.

Maduro rememoró en su Memoria y Cuenta los apagones eléctricos que durante días afectaron en los meses de marzo y abril a los venezolanos, y que persistieron en varios estados del país. Acusó al gobierno de Estados Unidos de haber ejecutado ciberataques, presuntamente, en el sistema informático del servicio eléctrico nacional.

«Querían dejarnos por meses sin electricidad, sin agua, sin comida, sin hospitales. Pero el pueblo siguió aguantando de pie, sin doblegarse; hay que rendir eternamente homenaje al coraje de los venezolanos en aquellas duras, difíciles y peligrosas circunstancias», expresó.

También hizo referencia al alzamiento militar del 30 de abril en el distribuidor Altamira de Caracas, muy cerca de la Base Aérea Generalísimo Francisco de Miranda, conocida como La Carlota. Ese día, Manuel Cristopher Figuera, ex director del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional, dejó en libertad a Leopoldo López, ex preso político del régimen.

«Ensayaron un formato de golpe militar. Apenas lograron la adhesión de un pequeño puñado de traidores. No tuvo eco militar ni ciudadano; fue un gran fracaso aquel 30 de abril. Quedó demostrado el reducido grupete de traidores que había en la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, pero quedó demostrada la infranqueable lealtad», dijo.

En su discurso de la presentación del Memoria y Cuenta, Maduro también señaló a los presidente Iván Duque, de Colombia, y Jair Bolsonaro, de Brasil, de participar en supuestos planes desestabilizadores, de golpes de Estado y de asaltos a componentes militares con la participación, según afirmó, de grupos terroristas y mercenarios.

«Quien atente contra la República recibirá el castigo y se encontrará de frente con los fusiles de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana», subrayó el líder del régimen socialista.