refugiados
Foto: EFE

Ligia Bolívar, investigadora asociada del Centro de Derechos Humanos de la UCAB, aseguró este martes que la exigencia de visa humanitaria por parte de los gobiernos de Perú, Ecuador y Chile, pone en mayor riesgo a los refugiados venezolanos que huyen del país debido a la crisis.

Bolívar consideró que esta medida solo hace mucho más difícil el tránsito de los venezolanos pero no detiene la migración. “La gente no va a dejar de irse. Si le cierran la puerta, entran por la ventana”, afirmó.

“Perú es líder en el Grupo de Lima buscando la vuelta a la democracia en Venezuela. Sin embargo, obstaculiza el ingreso de venezolanos a ese país, sin tener en cuenta que son refugiados y no migrantes”, destacó la investigadora.

Un reciente informe publicado por el Servicio Jesuita a Migrantes de Chile reveló que la cifra de venezolanos que entra en ese país de manera irregular se ha incrementado desde que se solicita la visa humanitaria.

“Los migrantes están cruzando hasta por campos minados en la frontera de Perú y Chile”, manifestó Bolívar.

En su opinión, la entrada irregular de venezolanos también aumentará en otros países de Latinoamérica; especialmente los que han endurecido sus políticas migratorias.

La especialista en derechos humanos aclaró que aun cuando no todos los migrantes venezolanos son refugiados, una gran mayoría lo es porque está saliendo de Venezuela a la fuerza.

“Se ven obligados a irse porque en Venezuela no consiguen las posibilidades para mantener sus vidas”, indicó.

Explicó que de acuerdo con las leyes internacionales, los países no pueden exigir un documento de ingreso a los refugiados, porque son los Estados los que deben proporcionarlo.

“Tenemos un doble problema, por un lado están exigiendo un documento y por el otro se tardan muchos meses en otorgarlo”, resaltó Bolívar sobre las visas humanitarias.

En cuanto a los pasaportes, la investigadora de la UCAB destacó las trabas que impone el régimen venezolano para asignar el documento.

“Muchos países están aceptando el pasaporte vencido hasta por cinco años. Pero todavía hay naciones que siguen manteniendo políticas restrictivas. En el caso de Chile, no solo pide antecedentes penales de Venezuela, sino también de Perú si se ingresa por esa frontera”, manifestó.

Bolívar destacó que 75% de los refugiados venezolanos se encuentra en países no desarrollados. “Efectivamente estas naciones tienen problemas para lidiar económicamente con los migrantes, sin embargo, de acuerdo con los estándares internacionales esto no es excusa para cerrarles las puertas a los necesitados”, precisó.

Reconoció que Colombia es uno de los pocos Estados que tiene clara cuál es la real situación de los migrantes venezolanos.