Vanessa Rosales, El Nacional
Vanessa Rosales

Tras ocho meses privada de libertad, la activista de derechos humanos Vanessa Rosales, oriunda del estado Mérida, fue liberada este miércoles.

Así lo informó en Twitter la ONG Provea, que recalcó: «Nunca debió estar presa por ayudar a una niña de 13 años de edad a abortar luego de que fuese víctima de una violación».

«El violador sigue libre, el caso de abuso sigue impune. Defender derechos humanos no es delito», agregó la ONG, al tiempo que pidió justicia para la niña abusada.

La activista, condenada por asistir un aborto se ha convertido en un emblema de la criminalización de las defensoras de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres en Venezuela.

La joven, detenida en octubre de 2020 enfrentaba pena de 12 años de cárcel. Rosales ayudó a abortar a una niña de 13 años de edad violada en reiteradas ocasiones por un hombre de 52 años, de la misma localidad donde viven en Mérida.

El abuso a la menor

No fue sino hasta tres meses después que la madre de la menor de edad descubrió que su hija había sido violada y esperaba un bebé. Entonces pidió ayuda a Vanessa Rosales, profesora de su hija y activista de derechos de la mujer. Esta le entregó un abortivo pero el sangrado que este le provocó a la niña la obligó a ir al hospital, donde descubrieron que había interrumpido el embarazo.

Cuando la madre de la víctima fue a la comisaría para denunciar la violación, la detuvieron por el aborto de la niña pero la liberaron días después por tener a su cargo otros menores de edad. La niña fue obligada a declarar y reveló que Rosales le había dado el medicamento que le produjo el aborto, lo cual derivó en el arresto de la activista.

El violador fue detenido y puesto en libertad a las 48 horas por falta de pruebas.

 


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo