Unión Europea, sanciones

El eurodiputado venezolano Leopoldo López Gil increpó a Josep Borrell, alto representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad de la Unión Europea, en la sesión plenaria del Parlamento Europeo por los contactos que tuvo con el régimen de Nicolás Maduro.

“El objetivo último de la dictadura de Maduro es mantenerse a toda costa en el poder. Concertar con ese régimen de manera secreta es ingenuo. La observación electoral emanada de nuestra institución no puede avalar un fraude electoral convocado para diciembre ni para seis meses después”, enfatizó.

“Como alto representante de la Unión Europea una de sus responsabilidades es asegurar la coherencia de la acción exterior”, enfatizó.

“¿Enviaría usted una misión a Bielorrusia una misión para negociar con ese régimen las elecciones organizadas por el propio Lukashenko?”, preguntó.

“¿Existen garantías para que se puedan llevar a cabo unas elecciones transparentes y democráticas en Venezuela?”, agregó.

Dijo que anteponer las elecciones legislativas a las parlamentarias era absurdo.

El alto representante de la Unión Europea aseguró que no fue un espontáneo

De los contactos con el régimen de Maduro, Borrell dijo que los hizo en acuerdo con el G4, el grupo de partidos que sirve de base política a Juan Guaidó, formado por Voluntad Popular, Acción Democrática, Primero Justicia y Un Nuevo Tiempo.

“Créanme que no me he lanzado al ruedo como un espontáneo. Empecé a hacerlo porque así me lo pidió el G4, dirigido por el presidente Guaidó, para que trasladase al régimen las condiciones mínimas que la oposición consideraba necesarias para participar en un proceso creíble”, afirmó.

“Así lo hice, y durante todo el mes de agosto he mantenido contactos por videoconferencia como telefónicos tanto con el G4 como con otros líderes de la oposición, y por supuesto con el gobierno del señor Maduro, y de todo ello he hecho declaraciones públicas, tanto en foros formales como en la reunión ministerial del Grupo Internacional de Contacto que tuvo lugar el 17 de septiembre y el Consejo de Asuntos Exteriores del 21 de septiembre”, aseguró.

Dijo que en agosto emitió un comunicado donde señaló que en las elecciones parlamentarias convocadas para el 6 de diciembre no se daban las condiciones para considerarlas como libres y participativas, “pero al mismo tiempo insistí, tanto al gobierno como a la oposición, intentar encontrar una aproximación de sus posiciones para hacer posibles unas elecciones donde la Unión Europea pudiera participar como observador”.

Borrell dijo que toda la información fue pública. Explicó que, aunque Guaidó como otros líderes consideraban imposible un aplazamiento de las elecciones, “no estaban en contra de que se intentase prolongar el plazo electoral para seguir negociando y la posibilidad de una posibilidad electoral de nuestra parte, que solo podía ocurrir si se diesen las condiciones necesarias para ello”.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo