La Unión Europea
Foto: Archivo- Los ministros de Exteriores de la Unión Europea tratarán de llegar a un acuerdo político sobre la viabilidad financiera del fondo

La Unión Europea, Estados Unidos, Reino Unido y Canadá instaron este sábado en un comunicado conjunto a los negociadores venezolanos en Ciudad de México a comprometerse «de buena fe» hacia un acuerdo integral que conduzca a elecciones «libres y justas» en 2024.

Ese proceso debería permitir «la restauración de las instituciones democráticas y el fin de la crisis humanitaria en Venezuela», apunta la declaración conjunta firmada por el alto representante de la UE para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, el secretario de Estado de EE UU, Antony Blinken, y los ministros de Exteriores británico, James Cleverly, y canadiense, Mélanie Joly.

Los cuatro reiteraron su disposición a revisar las políticas de sanciones si el gobierno de Nicolás Maduro logra «avances significativos» en las conversaciones.

El acuerdo entre el gobierno de Maduro y la oposición

El gobierno y la oposición firmaron en México este sábado el Segundo Acuerdo Parcial para la Protección del Pueblo Venezolano cuyo objetivo principal es la recuperación de recursos del Estado del país bloqueados en el sistema financiero internacional.

El acuerdo firmado tras reanudar el diálogo con la Plataforma Unitaria, que había sido suspendido formalmente en octubre de 2021 por decisión del Ejecutivo de Maduro, establece que la oposición y el gobierno tendrán que cooperar en cuanto a gastos humanitarios, como el pago de proyectos de atención médica o la reparación de las redes eléctricas.

La atención médica es a partir de 2.700 millones de dólares de fondos que actualmente se encuentran congelados en cuentas internacionales por las sanciones de Estados Unidos.

«Damos la bienvenida al acuerdo humanitario de la Mesa Social y la voluntad de todas las partes de emprender iniciativas conjuntas que beneficiarán al pueblo venezolano y ayudarán a abordar sus graves necesidades humanitarias», señalaron Borrell, Blinken, Cleverly y Joly en su declaración conjunta.

Los cuatro coincidieron en que «este acuerdo proporciona la plantilla sobre cómo se puede asegurar un mayor progreso» y agradecieron a Naciones Unidas el trabajo realizado para lograr ese objetivo.

Incluyente, diversa y representativa

«Creemos que la participación en las negociaciones debe ser incluyente, diversa y representativa de la población venezolana para asegurar que un acuerdo sea duradero y duradero», añadieron.

Aún así, la UE, EE UU, Reino Unido y Canadá siguen «exigiendo la liberación incondicional de todas las personas injustamente detenidas por motivos políticos, la independencia del proceso electoral y de las instituciones judiciales, la libertad de expresión, incluso para los miembros de la prensa, y el respeto de los derechos humanos».

Recordaron que siguen comprometidos a apoyar el retorno de la democracia en Venezuela y los esfuerzos de los venezolanos para alcanzar sus aspiraciones democráticas.

En este contexto, subrayaron la necesidad de la implementación inmediata de las recomendaciones de la Misión de Observación Electoral de la UE en Venezuela en 2021 destinadas a mejorar los futuros procesos electorales en línea con los compromisos internacionales sobre elecciones democráticas suscritos por Venezuela.

Recordaron que continuarán trabajando con sus socios internacionales para atender las necesidades urgentes de todos los venezolanos dentro y fuera de su país.

Agradecieron a Noruega por su «firme» dedicación para facilitar este proceso, a México por albergar las negociaciones y a los actores democráticos de Venezuela cuyo compromiso para encontrar una solución negociada a la crisis ha sido «firme».


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!