Guaidó
Foto: Archivo

Juan Guaidó, presidente interino de la República, condenó este jueves que el presidente de Argentina, Alberto Fernández, retirará la demanda contra el régimen de Nicolás Maduro ante la Corte Penal Internacional (CPI) por crímenes de lesa humanidad.

«¿El gobierno del Presidente Alberto Fernández considera que hay justicia en Venezuela, que las víctimas están protegidas y está garantizado que no vuelvan a ocurrir atrocidades?. La impunidad elimina la justicia, pero en este caso pone en peligro a la región y a la democracia en sí misma», escribió Guaidó en Twitter.

Argentina se retiró de la demanda que varios países presentaron en 2018 ante la CPI para investigar presuntos crímenes de lesa humanidad en Venezuela, una polémica decisión que ha generado la inmediata reacción entre la oposición venezolana.

Si bien la decisión del Ejecutivo argentino de desvincularse de esa solicitud judicial se remonta a marzo pasado, cuando salió del Grupo de Lima -que desconoce a Nicolás Maduro y busca salidas para la crisis que vive Venezuela-, el hecho se conoció más tarde.

«El 24 de marzo comunicamos oficialmente nuestra retirada del Grupo de Lima y, como consecuencia de eso, el 25 de marzo nos bajamos de una denuncia que habíamos hecho como Grupo de Lima, porque ya no pertenecemos a él», explicaron a Efe fuentes de la Cancillería argentina.

Crímenes de lesa humanidad

En septiembre de 2018, los gobiernos de Canadá, Colombia, Chile, Paraguay, Perú y Argentina, entonces presidida por el conservador Mauricio Macri (2015-2019), solicitaron a la Fiscalía de la CPI, con sede en La Haya, que investigue supuestos crímenes de lesa humanidad cometidos por el chavismo.

La solicitud iba acompañada de dos informes elaborados por expertos internacionales en los que se documentaban procesos extrajudiciales, torturas y detenciones arbitrarias en el marco de las protestas antigubernamentales.

Esos países integraban con otros seis más el Grupo de Lima, del que Argentina, ya con el peronista Alberto Fernández como presidente, decidió salir hace dos meses al considerar que las acciones que el grupo impulsaba en el plano internacional, «buscando aislar al gobierno de Venezuela y a sus representantes, no han conducido a nada».

La CPI tiene abierto un proceso por el que está en curso un examen preliminar sobre la posible comisión de crímenes de lesa humanidad en Venezuela y, según las conclusiones que salgan, decidirá si abre una investigación formal.

 


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo