Masacre Guanare
Foto archivo

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) instó este lunes a Trinidad y Tobago a vigilar «estrictamente» la protección de los niños migrantes, luego de que las autoridades de ese país deportaran a 16 menores de edad venezolanos y los enviaran a su país.

«La CIDH insta a Trinidad y Tobago a observar estrictamente el deber de protección especial de niñas, niños, adolescentes migrantes y a considerar su interés superior en todas las decisiones que les afecten», dijo en un mensaje en su cuenta de Twitter, al tiempo que expresó preocupación por la situación de los menores de edad venezolanos.

Garantizar ingreso

En ese sentido, exhortó al país a «garantizar el ingreso» de «personas venezolanas que buscan protección internacional por razones humanitarias urgentes, así como a respetar el principio de no devolución».

La CIDH recordó así la puesta en práctica de las resoluciones 4/18 y 1/20 sobre los derechos humanos de las personas migrantes, refugiadas, apátridas, víctimas de trata de personas y ante la pandemia por el covid-19.

La oposición venezolana denunció el domingo la deportación de los 16 niños, entre los que está un bebé de 4 meses.

Según el representante del líder opositor Juan Guaidó ante la Organización de Estados Americanos (OEA), David Smolansky, los menores de edad fueron deportados tras negarles el refugio y separarlos de sus padres, que ya estaban en el territorio caribeño.

«La deportación de los 16 niños venezolanos ocurrió a las 12 del mediodía. Salieron en bote desde Cedros, Trinidad. La defensa de estos menores además había introducido un ‘habeas corpus’ y las autoridades trinitarias ignoraron la petición de no deportarlos. Un acto cruel y muy grave», señaló Smolansky.

De acuerdo con un video que publicó hoy Smolansky, familiares de esos niños piden que se abra una investigación, pues aseguran que las autoridades de Trinidad y Tobago señalan que no saben qué sucedió.

La oposición venezolana también ha pedido a la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) y a la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) que intercedan ante las autoridades de Trinidad y Tobago frente a esta situación.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!