Ikabarú
Foto archivo | Noguera aseguró que en la entidad no permiten los actos violentos.

Justo Noguera, gobernador del estado Bolívar, designado por el régimen de Nicolás Maduro, ofreció este lunes su versión sobre el asesinato de la comunidad de Ikabarú. En el suceso, que ocurrió el viernes pasado, hubo ocho indígenas que fueron víctimas.

Señaló en su cuenta de Twitter: «Lamentamos profundamente el fallecimiento de los compatriotas criollos». Además, según él, no hubo víctimas indígenas. «Aquí está la gobernación, está el Cicpc, estamos todos como uno solo, lamentamos los fallecidos», indicó, a su vez, en un video.

En el material preguntó a la comunidad si entre los muertos se encontraban integrantes de Ikabarú, a lo que aseguraron que no los hubo.

«Aquí nadie tiene que estar muriendo de esa forma, aquí no permitimos nosotros la violencia; esperen a mañana para que resolvamos el problema en conjunto», añadió.

Sin embargo, Walter Torres, capitán de la comunidad pemona Parkupik, en la Gran Sabana, responsabilizó al régimen de Nicolás Maduro por la matanza de residentes de dicha comunidad.

«Denunciamos públicamente al régimen de Venezuela, comandado por Nicolás Maduro Moros y el gobernador Justo Noguera; serán responsables de cualquier ataque que se les cause a nuestras comunidades indígenas», declaró.

La información fue difundida por Tamara Suju, abogada defensora de los derechos humanos, en Twitter.

Por su parte, Olnar Ortiz, coordinador nacional de Pueblos Indígenas del Foro Penal, aseguró que uno de los asesinados es Edidson Ramón Soto, de 47 años de edad, indígena de la etnia pemón y oriundo de Ikabarú.