Hugo "el Pollo" Carvajal prisión
Foto: Europa Press

La Justicia española declaró secreto el testimonio sobre terrorismo de Hugo “el Pollo” Carvajal, exdirector de la Dgcim,  quien deberá hablar más adelante.

Fuentes jurídicas dijeron al diario ABC que Carvajal, que compareció para colaborar con información acerca de las relaciones del gobierno de Nicolás Maduro con ETA y las FARC, no fue imputado por estas declaraciones en un primer momento.

El objetivo, continúa ABC, está en si el juez considera que las informaciones de Carvajal son suficientemente relevantes como para reabrir algún caso engavetado en la Audiencia Nacional de España o si sirven para iniciar un proceso nuevo.

Según la agencia Efe, el exdirector de la Dgcim se comprometió a aportar documentación para corroborar sus afirmaciones tras declarar como testigo sobre asuntos que dice conocer y que serían de interés para España.

Ante la Audiencia Nacional, Carvajal habría hecho un relato «interesante», según su abogada, Dolores de Argüelles, quien declinó dar detalles al estar la causa bajo secreto.

Carvajal sigue con su estrategia para evitar ser extraditado a Estados Unidos, una entrega que la Audiencia Nacional paralizó a la espera de que se resuelva su petición de asilo.

El Ministerio del Interior de España la había denegado en 2019, pero que entonces no se le pudo notificar porque desconocía su paradero, por lo que la pasada semana se le comunicó la decisión en la cárcel de Madrid en la que ingresó tras su detención hace dos semanas, casi dos años después de haberse dado a la fuga.

Eso supone, explicó su abogada a los periodistas, que cabe recurso ante Interior y si este lo vuelve a denegar, puede recurrir por vía contencioso-administrativa, lo que, de acuerdo con la Ley de Asilo, paraliza la extradición.

Su abogada destacó que su cliente teme que no tendrá un juicio justo si es extraditado, pero confía en la justicia española y por eso no salió de ese país cuando se fugó.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!