Pedro Castillo
El presidente de Perú, Pedro Castillo. Foto: EFE

Pedro Castillo, presidente de Perú, aseguró que «jamás» adoptaría ningún modelo extranjero en su país, respondiendo a una pregunta sobre su cercanía ideológica con los modelos impuestos en Venezuela, Cuba y Nicaragua.

En una entrevista que le hizo Fernando del Rincón, en CNN en Español, Castillo evitó responder si cree que en Venezuela, Cuba y Nicaragua existe democracia o dictadura.

Por ello, Del Rincón fue insistente en que aclarara su posición sobre los gobiernos socialistas de esos tres países.

Ante ello, Castillo respondió: «No es que no sea claro. El Perú es rico en todo. Yo jamás  voy a traer un modelo de afuera. Pienso crear un verdadero modelo democrático y abierto con los peruanos».

«Si no fija posición, usted es parte del problema»

Ante la evasiva, Del Rincón lo acusó de no atreverse a censurar o fijar posición sobre las acusaciones de violaciones de derechos humanos.

«Hay tres regímenes acusados de violar los derechos humanos. Si usted no se pronuncia en torno a eso, usted es parte del problema», le dijo Del Rincón a Castillo.

En respuesta, el mandatario peruano dijo: «Yo no soy parte de eso. Y no me gustaría que Perú se convierta en uno de esos modelos. Cada país es autónomo».

Pero, en todo momento Castillo evitó mencionar los nombres de Venezuela, Cuba y Nicaragua, o de sus mandatarios.

¿A quién reconoce como presidente de Venezuela?

Castillo mantuvo la misma actitud evasiva al ser interrogado respecto a si reconoce a Nicolás Maduro o a Juan Guaidó como presidente de Venezuela.

“Es una pregunta que habrá que responder en la próxima entrevista”, dijo riendo.

«El problema de los venezolanos, los resuelven los venezolanos. Hay que tener una lectura en el marco de cómo se desarrollan los pueblos», añadió.

Una respuesta similar dio sobre Cuba, al que calificó como «un país hermano», pero que es a los cubanos a quien «habría que preguntarle» si viven en democracia.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!