Cientos de denuncias llueven en cada publicación que hace Inter en su cuenta de Twitter. Usuarios de esa red social afirman que esa compañía de telecomunicaciones no presta su servicio, pero continúa cobrando las facturas cada mes, incluso aumentan las tarifas.

Inter es una empresa venezolana de telecomunicaciones especializada en prestar servicios de televisión por cable, televisión por satélite, internet y telefonía.

Una de esas denuncias es la de Eudel Seijas, que vive en Prebo, Valencia, estado Carabobo. En una entrevista con El Nacional aseguró que desde octubre de 2019 no tiene servicio de Internet ni señal de televisión de Inter en su casa.

Seijas indicó que han presentado el reclamo en la cuenta de Twitter de esa empresa, pero no han obtenido respuesta. Tampoco en la página web de Inter, en la que tienen una orden de reclamo emitida el 23 de octubre de 2019.

Añadió que la única respuesta que les dan es que la compañía está presentando fallas en la zona en la que se encuentra el servicio de Inter. Además, señaló que han acudido a la agencia de la empresa en el centro comercial Big Low Center, pero una vez no obtuvieron éxito.

«Fui a la oficina ubicada en Big Low, única agencia en Valencia, dicen que se les ha ido parte del personal. Que tenga paciencia, sin embargo, no toman en consideración que al reclamar, el consumo no se está cumpliendo», expresó.

En este sentido, repudio que Inter continúe cobrando las facturas cada mes, aunque desde octubre no tienen servicio de Internet ni señal digital, lo que calificó como una estafa.

«El colmo del descaro es que ofrecen un servicio satelital que cuesta 200 dólares la instalación, con planes que van desde USD 25 hasta 190 dólares mensuales y que garantizan el servicio. Pienso que pretenden hacernos migrar a la fuerza», indicó.

El vicepresidente ejecutivo de operaciones senior de Inter, Marcos Batista, declaró a El Nacional que la calidad de sus servicios se ha visto afectada por diversas causas, entre ellas se encuentran el hurto y vandalismo de equipos, fallas en la energía eléctrica y las conexiones clandestinas.

Asegura que esa situación produce gastos que como compañía tienen que asumir a pesar de que las tarifas actuales residenciales no alcanzan para cubrir los costos operativos que involucran su óptimo funcionamiento.

Agregó que a ese panorama también se suma las fallas en el servicio eléctrico. “Los cortes eléctricos afectan notablemente el desempeño de nuestra red HFC que está diseñada para funcionar con el servicio eléctrico. La subida y bajada constante de voltaje ocasiona daños graves en nuestros equipos. Además, su reparación genera un costo que sobrepasa el precio autorizado de las tarifas de nuestros servicios”, confiesa.

Batista dijo que no solo son esos costos, sino que también toma tiempo e implica disposición de capital humano, imprescindible para realizar las reparaciones correspondientes y solucionar las fallas.

Dependiendo de la magnitud del problema, el tiempo de resolución de la avería puede variar, cada acción involucra por lo menos el desmontaje del equipo, su reparación y su posterior traslado nuevamente al sitio de funcionamiento”, aclaró.

Sin ABA ni Inter

Dinamarca González, que vive en Guarenas, estado Miranda, está pasando lo mismo con el servicio de Internet, desde septiembre de 2019 no ha regresado la señal a su computadora, pero continúa cancelando las facturas.

«Mucha gente se quejaba de Inter y a mí me iba muy bien hasta que a mediados de julio empezó a fallar y un día simplemente no conectó más. No ha habido manera ni forma de que los técnicos vayan a mi casa a revisar“, manifestó Dinamarca.

Resaltó que todos los meses sigue pagando las facturas de Inter, aunque no tenga el servicio de Internet porque no quiere que le suspendan la señal de cable, que sí le funciona. Aseguró que de 45.000 bolívares, le subieron a Bs. 116.000 la factura de este mes.

«Cada mes me aumentan la tarifa. El reclamo lo he hecho a través de @InterCliente, que es la única vía que ellos te dan para poner tus reclamos. También lo he hecho a través de la página web, incluso me dan un número de reclamo, pero nunca van a mi casa. Todo queda igualito. No se responsabilizan. Te dicen: ‘los técnicos le harán una visita’, pero nunca te dicen la fecha, nunca asisten», enfatizó.

Comentó que en las agencias ya no están aceptando ningún tipo de reclamos, solo por su cuenta de Twitter, página web y vía teléfono, pero las llamadas tampoco son atendidas.

«Uno se siente estafado, no hay a quien acudir. Uno se siente desprotegido. Es una situación preocupante y lamentable, sobre todo para quienes para trabajar dependemos del Internet», destacó.

Muchos de los usuarios que en la actualidad utilizan los servicios de Inter, emigraron de Aba — CANTV, después de que el Internet que ofrecía esta empresa estatal dejará de funcionar en diferentes lugares. La explicación que da la compañía es que han sido víctimas de hurtos del cables de fibra óptica.

«Tenía Aba y dejó de funcionar en el edificio. Contraté Inter y durante años me funcionó. No obstante, hace un par de años empezó a decaer el servicio hasta el punto de no conectar para nada desde septiembre a esta parte», recalcó González.

Inter, por su parte, señaló a El Nacional que pese a las fallas que presentan, su intención y esfuerzo están enfocados en tratar de superar las situaciones que aquejan al sector de telecomunicaciones para dar un buen servicio.

“Recientemente hicimos la adquisición de 50 vehículos, gracias al convenio con el fabricante coreano Hyundai. El propósito es atender el soporte técnico de todos nuestros usuarios, para así reafirmar el esfuerzo y compromiso de trabajar en beneficio del país”, adelantó.

Tenemos proyectos dirigidos al sector residencial que estamos desarrollando, uno de ellos es nuestro servicio de Internet inalámbrico. Vamos a seguir ofreciendo nuevas opciones para mantener a nuestros clientes comunicados. Ya son 25 años trabajando por el crecimiento del país, lo que confirma nuestro compromiso con todos los usuarios”, precisó.

Respuestas a las denuncias

Después de que El Nacional expuso las denuncias de Seijas y González en esta nota a Inter, la empresa se puso en contacto con ambos.

Sobre el caso de Seijas, Inter sostuvo que trataron de brindarle soporte técnico, pero un cambio de residencia no les permite ayudarle. La empresa dijo que el usuario informó que solicitó la mudanza de dirección de domicilio en 2018, pero que no tienen registros de esa solicitud.

Si la dirección que indica el cliente no está en el registro de nuestro sistema, no podemos dar soporte en la dirección ya que no aparece como cliente y tampoco tenemos registro de la solicitud de mudanza. El usuario debe legalizar su contrato en la dirección actual para así poder brindar el soporte necesario”, añadió la compañía.

No obstante, Seijas agradeció a El Nacional porque este 9 de enero técnicos de Inter asistieron hasta su zona de domicilio. Durante la visita, detectaron que el amplificador que provee el servicio a ese lugar estaba quemado y se lo llevaron para reemplazarlo.

Acerca del caso de González, quien manifiesta fallas con los servicios de Internet y televisión, la empresa aseguró que ingresó una orden de visita técnica para dar resolución al caso lo antes posible.

@esgabysaavedra


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo