Varias ONG instan a la OIT a tomar medidas contra Venezuela por incumplir acuerdos
Referencial

En Venezuela se registraron 446 conflictos laborales durante el mes de agosto, en su mayoría del sector educativo y sanitario, informó este domingo el Instituto de Altos Estudios Sindicales (Inaesin).

«El mayor porcentaje de conflictos fue protagonizado por trabajadores del sector educativo, hasta con 44,62% del total del mes», señaló la organización en su boletín informativo mensual difundido en su página web.

El segundo con mayor cantidad de reclamos laborales fue el sanitario (15,92%).

Los principales motivos de protesta fueron los relacionados a temas salariales (55,46 %), seguido de reclamos por «salarios dignos» (22,11 %), incumplimiento de convenios colectivos (14,29 %), por malas condiciones de trabajo (4,62 %) y por despidos injustificados (1,68 %).

«La mayoría de los reclamos los realizaron trabajadores del sector público (95,29%). La presencia de los sindicatos en los conflictos fue de 71,9%», sostuvo Inaesin.

Agregó que 63,03% de los conflictos fueron concentraciones públicas, mientras que 18,49% fueron marchas.

Asimismo, indicó que los estados del país con más conflictos laborales fueron Bolívar (18,07%), Falcón (7,56%), Sucre (6,72%), Aragua (6,30%), Lara (5,88%), Carabobo (5,46%), Táchira (5,46%), Anzoátegui (5,46%), Caracas (5,04%) y Barinas (5,04%).

«Los jubilados también estuvieron presentes en las protestas esperando que sean tomados en cuenta dentro de las exigencias reivindicativas», añadió la organización.

A finales de julio, el Observatorio Venezolano de Conflictividad Social reveló que en el primer semestre del año se registraron 3.892 protestas en Venezuela, es decir, un promedio de 22 diarias, que supone un incremento de 15% respecto al mismo periodo de 2021, cuando se documentaron 3.393 manifestaciones.

Los venezolanos exigieron derechos laborales en 1.642 oportunidades, principalmente un salario «digno y suficiente» que le «permita cubrir sus propias necesidades y las de su núcleo familiar».


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!